Deportes

Donald Trump quiere otros Juegos Olímpicos y otro Mundial de fútbol en Estados Unidos

El presidente electo tiene grandes planes para el futuro del deporte de su país: planea que la cita olímpica regrese a Los Ángeles en 2024 y pretende iniciar gestiones para albergar la Copa Mundial de la FIFA del 2026

Antes de convertirse en presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump mostró su faceta más amable hacía el deporte. A lo largo de su vida ha practicado béisbol, baloncesto y fútbol americano, entre otros. Fue promotor de grandes veladas de boxeo y de la lucha libre, donde se ganó un lugar en el Salón de la Fama de la WWE por sus contribuciones al desarrollo.

Sin embargo, tras jurar en Washington DC, su relación tendrá que ser menos frívola que la que tenía cuando era propietario de una franquicia de la NFL. Al estar en la cima del poder deberá tomar una postura diferente a la que tenía hasta antes de la asunción, donde por ejemplo asistía como invitado al palco de los Yankees de la MLB.

Su ascenso al trono de la Casa Blanca conlleva una lógica responsabilidad por el desarrollo del país y el deporte no queda exento. Así lo juró ante más de 900.000 personas en la capital del país, que en el primer año del mandato de Donald Trump podría ser elegido sede de los Juegos Olímpicos de 2024 y el Mundial de Fútbol 2026. Si lo consigue, acogería los dos eventos deportivos más importantes del mundo con muy poco tiempo de diferencia.

Los Juegos Olímpicos a Los Angeles, otra vez

Si bien Trump ejercerá -en principio- su mandato hasta enero de 2021, este año se presenta como un periodo fundamental para el futuro del deporte del país porque en septiembre se llevará a cabo en Perú la 130º Sesión del Comité Olímpico Internacional, donde se elegirá sede para los Juegos Olímpicos de 2024.

El nuevo mandatario buscará la candidatura para albergar esa competencia. Su intención es que la cita regrese a la ciudad de Los Angeles, exactamente 40 años después. El Washington Post informó que el ya tuvo charlas con Eric Garcetti, alcalde de la ciudad, y con Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional.

En octubre del año pasado, Roma renunció a su candidatura para organizar los Juegos Olímpicos del 2024, por lo que Los Angeles competirá con París y Budapest para organizar la competencia.

Barack Obama intentó que Chicago sea el anfitrión de los JJOO 2016, viajando en octubre de 2009 a Dinamarca, pero el COI se inclinó por Río de Janeiro. Por ello, Trump intentará tener reuniones previas con Garcetti y Bach en la Casa Blanca y ganarse el apoyo del Comité Olímpico de Estados Unidos para que no se les escapen los Juegos de 2024.

Organizar el primer Mundial de 48 equipos

Y como si fuera poco, también buscará ser el anfitrión de la revolucionaria Copa Mundial de la FIFA 2026. El titular del fútbol mundial, Gianni Infantino, ya anunció que el torneo pasará de 32 a 48 equipos, por lo que el certamen cobrará un valor histórico.

Pero además las cifras económicas le dan un atractivo extra, sobre todo para un empresario como Donald Trump. El nuevo formato se jugará con 16 grupos de tres países cada uno, en el que los dos primeros se clasificarán para 16º de final. Estos cambios, según la FIFA, harán que las ganancias por derechos de TV aumenten en 505 millones de dólares y los derivados de la mercadotecnia en otros 370 millones.

Sunil Gulati, el presidente de la Federación de Futbol de Estados Unidos, ya declaró en su momento que trabajaría con quien estuviera en la Casa Blanca para recibir la Copa del Mundo de 2026. En aquel entonces declaró que podrían organizar el evento por sí solos o también en conjunción con un país vecino. Con Trump en el poder, suena dificil una alianza con México.

El Comité Ejecutivo de la FIFA decidirá el próximo 10 de mayo en Kuala Lumpur, Malasia, la sede de la Copa del Mundo posterior a la de Qatar 2022. Por reglamento, deberá jugarse en África, Centroamérica o Norteamérica.

Las visitas a la Casa Blanca son una incógnita

Trump ya se reunió con Rob Manfred, el Comisionado de la Grandes Ligas de Béisbol, uno de los deportes más populares en el país. Se espera que tenga gestos similares con los ejecutivos a cargo de la NBA, la MLS, la NHL y la NFL, que completan la lista de las disciplinas profesionales más importantes del país.

Pero la gran incógnita será ver cómo reaccionarán los deportistas que ganen títulos al momento de tener que visitar la Casa Blanca ¿Irá LeBron James a saludar a Donald Trump si Cleveland revalida su título de la NBA? Jalen Rose, ex estrella del baloncesto, ya dio su pronostico en una charla con la cadena ESPN: “Recuerden mis palabras, habrá jugadores que declinen la oportunidad de visitar la Casa Blanca bajo su mandato.” (INFOBAE)