Actualidad

Doce militares heridos en desbloqueo de vía en zona amazónica de Ecuador

El hecho ocurrió en el sector de Logroño-Paso Carreño, a las 19.00 hora local cuando los militares se disponían a habilitar las vías que habían sido bloqueadas.

QUITO. Doce militares resultaron heridos mientras realizaban un operativo de desbloqueo de una vía en la región amazónica de Ecuador, cortada por indígenas mientras se mantiene un levantamiento en demanda de rectificaciones a la administración de Rafael Correa.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó hoy en un comunicado de que los militares fueron «agredidos por manifestantes» que obstaculizaban una vía durante unas protestas registradas la noche del sábado en la provincia de Morona Santiago, en el sureste del país.

El hecho ocurrió en el sector de Logroño-Paso Carreño, aproximadamente a las 19.00, cuando los militares se disponían «a habilitar las vías que habían sido bloqueadas por unos manifestantes, quienes para no cumplir con el desalojo vial utilizaron armas de perdigones en contra de los uniformados», señala el comunicado del Ministerio.

En el escrito, las autoridades rechazaron las acciones violentas «en contra de la fuerza pública en el ejercicio de su misión constitucional». Los doce militares, que se encuentran ingresados en distintas casas de salud, sufrieron, en su mayoría, heridas leves.

Marlon Santi, uno de los portavoces del levantamiento indígena liderado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) dijo que durante el desbloqueo también hubo heridos entre los manifestantes pero no han logrado aún conocer la cifra exacta.

Explicó que los indígenas bloquearon la vía en demanda de la construcción de una carretera hacia una zona a la que sólo se llega en avión y para pedir la salida de empresas mineras de territorio de la nacionalidad Shuar, en concordancia con las exigencias de la Conaie, que declaró un «levantamiento indígena».

Entre esas demandas figura el archivo de unas enmiendas constitucionales, que estudia la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, entre las que figura la reelección indefinida, incluida la presidencial.

Los indígenas declararon ese «levantamiento» durante una marcha que comenzó el 2 de agosto y que llegó a Quito el 12 para, un día después, juntarse a un paro nacional convocado por algunos gremios obreros en el que se registraron enfrentamientos que dejaron varios heridos y detenidos.

En Macas, los enfrentamientos se agudizaron desde el viernes pasado, tras el desalojo de otros dos grupo de manifestantes que bloqueaban el paso en la vía Logroño – Sucúa – Macas, y en la vía Macas – Zamora Chinchipe.

En ambos sitios hubo fuertes enfrentamientos y cinco personas detenidas. Morona Santiago es la única provincia con vías cerradas por manifestantes en el país. Las cinco vías de la Sierra Centro que permanecían bloqueadas fueron reabiertas al tránsito la mañana del sábado 15 de agosto.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien tiene el respaldo, entre otros, de grupos de indígenas y sindicatos, ha insistido en los últimos días en que el paro nacional no tuvo acogida, ha rechazado los actos violentos y ha apuntado que responderán con la ley a nuevas protestas si se tornan violentas. (EFE/VCV/La Nación)