Opinión

¿Divino niño o chico maravilla?

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

El Ing. Antonio Tramontana con su elocuencia y gran sabiduría de estratega, comunicador, analista político y social, en redes y en medios, lo escuché describir a este gobierno haciendo un analogía o comparación, con una selección de fútbol, donde el director técnico en este caso Daniel Noboa Azín, es el que escoge a la selección, o sea a los ministros y secretarios del gabinete, bajo la presunción inexcusable e imprescindible, de que cada jugador o ministro, serán nombrados y/o lanzados a la cancha, cumpliendo cada uno de ellos la función dependiendo si son ubicados como 10, 9 goleador, defensas, arqueros, etcétera…

Me hacía reír que haber sido designada como goleadora o delantera la señora Palencia, dado su estado físico, demasiado peso, y por supuesto en mi criterio ella no está ahí por ser esbelta, joven o bonita, es por la confianza que tiene con el director técnico, su capacidad como abogada, el hecho de haber nacido en México, uno de los países más violentos, inmersos en el tráfico de armas, drogas, seres humanos, pobreza, miseria, enormes diferencias de clases, le otorgan a ella ventajas comparativas y cuantitativas, y como ella mismo dice, yo sí sé de seguridad, razón de más para exigirle y exigirse no cometer equivocaciones, porque ella misma ha puesto muy en alto la vara para medir su gestión y resultados…

Así las cosas, tendríamos todos que esperar por lo menos dos meses y no los cien días, tiempo razonable para comenzar a glosar los resultados, sobre la propuesta del Plan de gobierno, pero como el mismo Director técnico, no ha dicho este es el plan, y sobre este documento iremos en el corto y mediano plazo haciendo la evaluación, iremos alcanzando los objetivos, no tenemos que medir, evaluar o glosar….

El único plan que dicen ellos tienen, es el Plan Fénix que debemos por acto de fe, es decir (la certeza de lo que no se ve) asumir que ese plan es la maravilla y la solución a todos nuestros males en materia de inseguridad…

Ante esto Antonio, tiene la interrogante y si me equivoco, él con toda amabilidad nos lo podría aclarar, es en cuanto si el director o el presidente, ¿es el divino niño o el chico maravilla?

Cuidado alguien pueda llevar esto a burla o mofa, Daniel Noboa está obligado a marcar la diferencia en su gobierno, primero por ser uno de los mandatarios más jóvenes de nuestra historia Republicana, porque el mismo al igual que la Palencia, han elevado bastante alto la vara para medirlos, con el hecho de que son super capacitados, inteligentes, pintero…, al igual que su padre le gusta trotar, imponer su estilo, usa camisetas apegadas al cuerpo, prácticamente Noboa quiere ser Volodimir Zelenski criollo, el Presidente de Ucrania, quién también enfrenta una guerra, pero no olvidemos que antes de político Zelenski fue un cómico, Daniel un hijo mimado y super protegido, como diría Pablo, que no lo pueden criticar, porque toda su vida ha vivido en una burbuja….

Los escenarios y el capítulo ahora son diferentes, ahora es un actor político y público, sometido al escrutinio y opinión de sus mandantes y electores, por lo tanto, la rendición de cuentas le será exigidas con severidad y angustia, pues cada día que dejen de hacer, lo que supuestamente dijeron sabían combatir y cambiar, significará que la data de asesinatos, crimines, secuestros, robos, irán en aumento, y el pueblo al punto de explotar, irá en aumento…

Ni chico maravilla peor divino niño, mi amigo Antonio por su profesión, seguramente intuirá, que parte de algunos de los vendedores de imágenes, asesores, esas categorías le podrían haber sugerido o vendido, pero al menos yo lo único que le podría sugerir, es que se convierta en un personaje real, no de ciencia ficción, auténtico y que no nos defraude…

Porqué si pretende hacer de ángel, le recuerdo la sentencia de Pascal, podría terminar haciendo de bestia…

Semper Fi.