Opinión

¡DISTRACCIÓN!

Orlando Amores Terán /Quito

La Corte Constitucional determina que los jueces deben distinguir si la privación de libertad se debe a una medida cautelar o a una pena, para dictar medidas, sin que comporte revisión de la pena; deben verificar las condiciones en que se encuentra el detenido; deben aplicar el Art.89 de la Carta Montecristi de modo excepcional en casos con sentencia, siempre que no se trate de delitos graves, violencia de género, que provoquen conmoción social.

Finalmente, el último inciso del Art.89 dispone: «Cuando… la privación de la libertad haya sido dispuesta en un proceso penal, el recurso se interpondrá ante la Corte Provincial de Justicia.»

La actuación del sirviente judicial que otorgó la libertad a Glass, es inane, violatoria del Art.89 Ibidem.
¡Es otra distracción!

Debemos concentrarnos en lo prioritario: exigir reforma constitucional para salir del narcoestado vigente. Estamos rodeados de narcoestados, impuestos a través de fraude electoral, por el narcoterrorismo internacional, autodenominado socialismo del s. XXI, están en Perú, acaban de tomarse Colombia.

Debemos exigir urgente cambio del software y del sistema informático del CNE.

No considero que los pueblos sean tan imbéciles para votar por regímenes cuyo fracaso constatan reiteradamente: Cuba, Nicaragua, Venezuela, Argentina. El software que utilizó Chávez para alterar la votación en 1998 es el que han implementado en los países americanos, a través de sus lacayos que trabajaron y varios continúan en los organismos electorales.

En Ecuador, se evidenció la intromisión del narcoterrorismo internacional con la destitución de los 57 diputados que se opusieron a la «Constituyente».

No podemos dejar pasar el tiempo. Esta es la última oportunidad que tiene Ecuador para salir del narcoestado instaurado en la Constituyente de 2008.