Ciencia

Dismorfia de Snapchat

A Crystal siempre le ha encantado intercambiarA�selfiesA�con sus amigos pero muchas veces se paraba un rato antes de enviar el suyo: “No podA�a dejar de mirar la manera en que el filtro de Snapchat me cambiaba la cara”, le dijo la BBC.

“Me definA�a el mentA?n, delineaba mis pA?mulos y me hacA�a la nariz mA?s recta, que era algo de lo que yo siempre me habA�a sentido un poco insegura”, comenta esta asistente mA�dica de 26 aA�os de San Diego, en California.

Crystal, que aparece en la foto de arriba, dice que a veces lograba tener un aspecto similar con maquillaje, pero no tenA�a tiempo de pintarse asA� todos los dA�as.

AsA� que, en un intento por parecerse a la versiA?n de sA� misma con el filtro de las flores, decidiA? inyectarse en la nariz y bajo los ojos rellenos faciales o “fillers“.

“La gente no se da cuenta de que me hice algo; solo creen que perdA� peso o algo”, dice Crystal, que ahora estA? contenta compartiendo selfies sin filtros.

Ella forma parte del creciente nA?mero de jA?venes que buscan en los procedimientos estA�ticos una manera de parecerse mA?s a sus selfies.

SegA?n un nuevo estudio de la Academia Estadounidense de CirugA�a facial, plA?stica y reconstructiva, el 55% de los cirujanos plA?sticos faciales vio en 2017 pacientes que querA�an operarse para verse mejor en los selfies, en comparaciA?n con apenas el 13% en 2013.

El estudio tambiA�n hallA? que el 56% de los cirujanos encuestados notA? unA�aumento de los clientes de menos de 30 aA�os.

(BBC)*