Actualidad

Dirigentes sindicales señalan a Santiago Cuesta como el culpable de los despidos: Es un «pseudo dictadorzuelo, dueño del país»

De igual forma, expresaron su rechazo al actual Gobierno y a las políticas laborales que busca implementar

La situación de los trabajadores del sector público es crítica con el sinnúmero de despidos que ascienden a más de 11.000. En declaraciones exclusivas para «El Poder de la Palabra», de Ecuadorinmediato.com, Fernando Ibarra y Jaime Arciniega, dirigentes sindicales del Parlamento Laboral, señalaron al consejero de Gobierno, Santiago Cuesta, de ser uno de los culpables de estos hechos. Es un «pseudo dictadorzuelo, dueño del país», criticaron duramente.

Varias organizaciones sindicales apoyaron el Sí en la Consulta Popular del pasado 4 de febrero de 2018. Al ser cuestionado sobre este punto, Arciniega negó el respaldo  al “7 veces sí”. “En materia de democracia, se deja a los compañeros a que actúen en libertad porque aún, intentando una resolución de una organización, no se va a imponer la voluntad de las personas al momento de la decisión”.

Para el dirigente sindical, la situación es dura desde hace varios años, por lo que lamentó la falta de “decencia y ética política”. “Debemos dejar de lado los fanatismos, que podemos tenerlos casa adentro, pero hay que ser objetivos. En el caso de la Central Sindical del Ecuador, en ningún momento le apostó al actual Presidente porque venía con un arrastre que no fue grato para los trabajadores”.

“Cuando se habla de despedir, que lo han hecho, duele y afecta mucho”, criticó. En este marco, recordó cuál fue la propuesta de Moreno en campaña: “Dijo que iba a generar 250.000 empleos cada año. El candidato contendor (Guillermo Lasso) ofreció generar un millón. Si se revisa el programa de Gobierno de Lenín Moreno no habla de un millón de empleos, habla de 250.000 en los cuatro años”, relató.

Por lo que remarcó que el pueblo ecuatoriano fue engañado por el actual Gobierno Nacional. “Si vemos en el 2018, cuando ya estuvo en el poder, y se perdieron 150.000 empleos (entre públicos y privados), y en lo que va del 2019 se han perdido algo más de 10.000 –en perspectiva y de lo que nosotros conocemos son 50.000-; entonces se nota que nos engañaron”.

Pese a sus críticas, varios líderes sindicalistas acudieron al Diálogo Nacional convocado por el régimen. Para Fernando Ibarra, esta era una oportunidad para que el país vuelva a un sendero de mejoramiento. Lamentablemente, dijo, esta opción fue “maltratada”. “Sus ministros salieron, desaforadamente, por todo el país a gastarse lo poco que había para los presupuestos, tomándose fotos y buscando consolidarse cada uno”.

“Al final, eso no sirvió para nada, por eso es que el Parlamento Laboral, en su momento, marcó distancia y le aclaró al Presidente de que ese tipo de diálogos protocolarios, para tomarse la foto y escuchar unos cuantos chistes cuánticos de mal gusto, no servían y no nos íbamos a prestar para eso. Lo hemos denunciado frontalmente”, añadió.

Denunció además, que las alertas y rechazos d su sector les ha costado represalias por parte del Ministerio del Trabajo, bajo el mando de Raúl Ledesma, en su momento, y de Andrés Madero, actualmente. El Parlamento Laboral acusó al Ministro, indicó, de mentirle al pueblo ecuatoriano sobre las cifras de empleo. Pero además, de iniciar un proceso de precarización con las anunciadas nuevas formas de contratación.

“A diferencia de otras organizaciones de trabajadores, que dijeron que iban a hacer una veeduría para ver qué resultados había, nosotros planteamos una lucha frontal. Eso ha significado que directivas de nuestras organizaciones sean represadas, no sean registradas, que nuestros dirigentes estén en la calle y que algunos traidores se hayan prestado para dar nombres de nuestros compañeros para que este nuevo pseudo dictadorzuelo, llamado Santiago Cuesta, que es el dueño del Gobierno”, refutó.

Para Ibarra, en Ecuador no hay Presidente porque “Lenín Moreno está para cualquier cosa, menos para gobernar”. A su criterio, le entregó el poder a la vieja derecha empresarial y oligarquía política corrupta, que se ha apoderado de todo para “quererse quedar con las joyas de la corona” que está compuesta por las empresas públicas y los derechos de los trabajadores.

Arciniega, en cambio, aseguró que sería suficiente con que se respeten los tratados y convenios internacionales, por ejemplo, el derecho al trabajo o a la libertad de asociación y organización sindical y civil, y contratación colectiva en el sector público. “Aquí se impone, desde las Secretarías de Estado, por interés político o empresarial”.

Sobre el diálogo, el dirigente reiteró que, desde el anterior Gobierno se han sumado organizaciones afines a los diferentes partidos políticos y que sean del interés al régimen de turno, por ejemplo, líderes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que apoyó a l expresidente Rafael Correa y que, ahora, se encuentra respaldando a Lenín Moreno.

Al cuestionar acerca de su representación a nivel nacional y general a los trabajadores, Fernando Ibarra manifestó que no solo luchan por sus derechos e hizo memoria de las luchas laborales históricas, por la democracia y las libertades. “Consecuentemente, no es verdad que el combate de los trabajadores queda segmentada en un solo espacio del quehacer político y social”.

“Santiago Cuesta se reunió con el señor Oswaldo Chica y sus secuaces, no se reunió con los empleados en general porque los que ahora están en el sindicato, no en el Comité de Empresa, están pasando las consecuencias de que a Guido Chiriboga, su líder, se le está tramitando un visto bueno por oponerse a la privatización de una empresa que genera réditos para el país”, comentó. Por lo que reiteró sus críticas al Consejero de Gobierno por haber asumido un rol de “dueño del país”, que decide qué es lo que se hace.

Ante esto, Jaime Arciniega manifestó que a pesar de varios cuestionamientos sobre su representatividad siempre han intentado cuidar de los derechos de los trabajadores en todas sus reamas: “Las fronteras de una central sindical son mucho más amplias, incluyendo a los que no están afiliados. Somos minoría, pero somos un movimiento representativo”.

Por su parte, Fernando Ibarra indicó que desde que se forjó el Parlamento Laboral Ecuatoriano han buscado los mecanismos democráticos para proteger el derecho de todos los trabajadores en general: “Hemos presentado varios proyectos de reformas constitucionales con el que esperamos que se proteja el derecho de los trabajadores, su seguridad social, sus pensiones y se despolitice el seguro social”.

Asimismo, coincidió con el criterio del panel al afirmar que muchas veces la prensa busca minimizar las protestas por los derechos sindicales y no quieren que su voz sea escuchada: “Muchas veces nos hacen entrevistas de más de media hora y no pasan ni un segundo, en ese escenario es complicado que la comunidad visualice el verdadero problema que enfrentamos, por eso ahora grabamos nosotros y subimos a redes sociales para comunicar esas cosas”.

Para concluir, informó que mantendrán una reunión con todos los miembros de la organización, esto, con la finalidad de analizar las resoluciones que adoptó el Frente Unitario de Trabajadores el pasado fin de semana y unirse si fuera el caso: “Nos reuniremos para analizar las resoluciones que sacó el FUT y seguir con nuestro propio plan de acción y conocer en qué manera podemos buscar unidad de acción, aunque con los compañeros del FUT es bastante complicado esto”.

Además, expresó su rechazo con el Gobierno del Presidente Moreno y las acciones que se han tomado desde el Ejecutivo, como la firma de un acuerdo con el FMI: “Nos quieren subir impuestos y los empresarios no quieren que les suban los impuestos y van a despedir gente porque no hay Gobierno. Ante esto, debemos tomar las medidas correspondientes.

(JPM) (PF)

Fuente: Ecuadorinmediato/Radio – El Poder de la Palabra