Opinión

Dignificar la profesión

Claudio Campos

claudiocampos142@hotmail.com

@claudioncampos

Es indispensable entender que la educación es un pilar fundamental en nuestra vida, ya que no sólo nos da la posibilidad de razonar y tener conocimientos sino también porque es la responsable en muchos casos de nuestros destinos. Muchos de nuestros países están estancados en este aspecto y por tal motivo nos cuesta crecer y proyectarnos a niveles más altos.

El fútbol no está exento de esto y padece la ignorancia que nos rodea a todos a tal punto que hoy los padres prefieren que sus hijos vayan a entrenar y no a estudiar cuando las dos cosas deben y pueden ir de la mano. Un deportistas integral es aquel que tiene capacidades suficientes como para asimilar conceptos de juego, interpretar las presiones externas con las que debe convivir y también comprender la función social que cumple por ser un ejemplo público ya que es imitado por muchos jóvenes en su accionar y casi siempre encumbrado como ídolo de masas.

Soy amigo del concepto que se juega como se vive, y es ahí donde hare hincapié porque muchas veces buscamos respuestas a situaciones incomprendidas de nuestros equipos y selecciones sin revisar y aceptar un tema tan profundo y puntual como este. El jugador que no es disciplinado convive con las excusas y las mentiras, en su comportamiento esta llegar tarde a entrenar y por eso seguramente también lo hará en el propio juego y se perderá más de una ocasión clara de gol.

Es imperativo tener conocimientos de mi trabajo de los cuidados que necesito perseguir, de la correcta alimentación y descansos necesarios que con seguridad elevarán mi rendimiento y me convertirán en mejor deportista. Las necesidades económicas están desviando llamativamente las prioridades de las familias y de la sociedad. No caigamos en errores de los cuales nunca podremos reponernos, un niño educado es un hombre de bien, el fútbol es parte de nuestra vida y pide a gritos deportistas que dignifiquen la profesión.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.