Actualidad

Diego Ordóñez renuncia a la Asamblea y reclama por reformas

En la sesión del Pleno hubo un anuncio sorpresivo este viernes 4 de febrero de 2022. Después de nueve meses en su curul, el asambleísta Diego Ordóñez, de las filas de Creo, presentó su renuncia con un llamado de atención al Parlamento. Extraoficialmente, hay información de que el legislador dedicará sus esfuerzos a una consejería política para el presidente, Guillermo Lasso, sin ningún cargo oficial por el momento.

Antes de despedirse en el Pleno de Legislativo, Ordóñez invocó a esta Función del Estado para que “se imponga en su agenda el debate que son fundamentales para los ecuatorianos”, entre los que aludió a las propuestas de reformas a la Ley de Educación Superior, a la Ley de Comunicación y una en materia de seguridad ciudadana impulsadas por el Ejecutivo.

Entre aplausos, aseguró que “vienen por delante otros retos en los cuales la Asamblea tiene la oportunidad de reivindicar su rol frente a las necesidades de los ecuatorianos”, tras considerar que el Parlamento “no ha respondido a la necesidad de crear estas condiciones que permitan que en el Ecuador se favorezcan condiciones para la inversión, para el empleo”.

“El presidente Guillermo Lasso ha planteado alternativa, más la respuesta ha sido la demagogia, el discurso populista, convertir a este escenario en un ágora donde se discursea, muchas veces leyendo, con un ofertismo que plantea soluciones ilusorias”, anotó.

Ordóñez se dirigió a Llori
Ordóñez también recordó que cuando el Primer Mandatario asumió el cargo el pasado 24 de mayo de 2021 tuvo coincidencias con la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori (Pachakutik), para garantizar la gobernabilidad, pero consideró que hay el afán de algunos legisladores “para usar mecanismos como el de fiscalización para desestabilizar la democracia y afectar la estabilidad del Gobierno”.

“Usted ha sido consecuente con ese mensaje de procurar condiciones de gobernabilidad en el Ecuador, lamentablemente, señora Presidenta, ese esfuerzo no se ha acompañado por el esfuerzo de la mayoría de esta Asamblea que lo que más bien ha procurado es crear condiciones para no permitir gobernabilidad en el Ecuador”, dijo.

Ordóñez pidió a Llori que sea “consecuente” con ese discurso y también resaltó el rol de la Comisión de Fiscalización para llevar adelante algunos juicios políticos para “sanear” instituciones del Estado.

La Presidenta de la Asamblea le respondió que respeta su decisión de renunciar. “Asambleísta Ordoñez gracias por su ejercicio como legislador de la República y por sus aportes”, le dijo, tras augurarle éxitos.

“Yo creo que hay que abordar en otros escenarios el reto de servirle a los ecuatorianos y lograr resultados, ser eficientes y garantizar que se puedan concretar soluciones”, agregó Ordóñez.

Para despedirse, se acercó al estrado de Llori y hasta las curules de asambleístas de Unes, con quienes protagonizó varios cruces verbales en su gestión al punto de que una denuncia de supuesta violencia política provocó que fuera suspendido 15 días en el cargo. El legislador ocupaba un puesto en la Comisión de Régimen Económico.

 

 

El Comercio