Internacional

DA�az-Canel concentrA? mA?s poder y prometiA? seguir la vA�a socialista

En su primer discurso, el nuevo presidente afirmA? que continuarA? los ideales de la revoluciA?n de 1959; RaA?l Castro anticipA? que el ingeniero gobernarA? dos perA�odos y que en 2021 quedarA�a al frente del Partido Comunista de Cuba

LA HABANA.- Todo estaba bien atado desde hacA�a aA�os. RaA?l Castro confirmA? ayer que la trayectoria polA�tica de su elegido para sucederlo en la presidencia de Cuba, Miguel DA�az-Canel, fue planificada desde el primer dA�a. Incluso, “fue el A?nico superviviente de un grupo de 12 dirigentes” locales y jA?venes elegidos para el laboratorio del poder castrista.

Oficialmente, DA�az-Canel se convirtiA? ayer en el nuevo presidente de Cuba y en el primer lA�der del paA�s en 59 aA�os que no pertenece a la familia Castro. Mientras el ingeniero electrA?nico subA�a escalA?n por escalA?n, a su paso caA�an los favoritos de Fidel, como el antiguo vicepresidente Carlos Lage o los excancilleres Robertico Robaina y Felipe PA�rez Roque, todos ellos demasiado parecidos al comandante en jefe. En cambio, DA�az-Canel cumplA�a fielmente los retos mA?s conservadores que le iba trazando el general de ejA�rcito.

“Desde ese instante [con el nombramiento en 2013 como vicepresidente del Consejo de Estado] tuvimos la absoluta certeza de que habA�amos dado en el clavo”, develA? ayer RaA?l. Solo la historia darA? o quitarA? razones al lA�der revolucionario, que diseA�A? cada centA�metro de su sucesiA?n. DA�az-Canel presidirA? la isla supervisado por RaA?l, su padrino polA�tico, “que se mantiene por mA�ritos propios al frente de la vanguardia polA�tica y que encabezarA? las decisiones de mayor trascendencia para el presente y futuro de la naciA?n”, dijo su sucesor.

Y lo harA? desde la primera secretarA�a del Partido Comunista de Cuba (PCC), que heredarA? DA�az-Canel en 2021 como parte del puzle del poder elaborado por el menor de los Castro: el nuevo presidente fungirA? como tal durante dos perA�odos de cinco aA�os y se mantendrA? tres aA�os mA?s al frente del partido para supervisar su propia sucesiA?n.

DA�az-Canel accede asA� al poder convertido en la mejor encarnaciA?n del dirigente revolucionario que se ganA? su espacio prueba a prueba, desde su etapa juvenil, la lucha internacionalista en Nicaragua y la administraciA?n local, regional y estatal en distintos puntos del paA�s. Incluso en su acceso al mA?ximo cargo del paA�s alcanzA? cifras parecidas a las de sus predecesores, gracias a los 603 votos afirmativos de los 604 diputados presentes en el Palacio de Convenciones de La Habana, lo que supone el 99,87% de los votos.

El exministro de EducaciA?n pasA? su primer dA�a al frente de Cuba entre las felicitaciones a la vieja guardia y los guiA�os a las reformas paralizadas de su predecesor, que A�l mismo debe retomar. “El presidente quiere ser puente de continuidad entre la anterior generaciA?n y las venideras, haciendo reformas no para desmantelar sino para actualizar el monopolio polA�tico del PCC”, dijo a LA NACION Arturo LA?pez-Levy, profesor de la Universidad de Texas.

Sabedor de que le debe su entrada por la puerta presidencial a la historia de Cuba, el nuevo mandatario profundizA? su discurso “raulista”, en el que dejA? bien claro que “no hay espacio para una transiciA?n que destruya el legado, solo continuidad”, y tampoco para los que sueA�an con una restauraciA?n del capitalismo, pero insistiA? en uno de los dogmas de su jefe polA�tico: “Corregir errores y demoras que irritan a la poblaciA?n y siembran el pesimismo”.

Ese serA? precisamente su gran reto, retomar y profundizar las reformas iniciadas por RaA?l, que fueron paralizadas de sopetA?n durante la visita de Barack Obama a La Habana. “RaA?l tiene la A?ltima palabra. Es el primer secretario del PCC y la ConstituciA?n le da el papel rector en cualquier decisiA?n. DA�az-Canel tendrA? sobre sA� la sombra de RaA?l como A�l tuvo la de Fidel Castro. Ni un paso sin la bendiciA?n del otro”, pronostica el politA?logo A?lvaro Alba.

El nuevo presidente del Consejo de Ministros, que contarA? con un primer ministro, apuesta por profundizar en una “direcciA?n cada vez mA?s colectiva”, a pesar de que pidiA? al Parlamento retrasar hasta julio la configuraciA?n de su gabinete, para sorpresa de analistas y politA?logos. “Eso indica que realmente no tienen todas las cosas claras, una seA�al bastante complicada”, sopesa el economista Mauricio de Miranda. Cuba enfrenta una severa crisis econA?mica, que necesita de forma urgente inversiones tanto extranjeras como de la iniciativa privada.

La cubana es una economA�a que tambiA�n centrA? parte del discurso de clausura de RaA?l Castro, donde reiterA? que la nueva ConstituciA?n serA? votada en “referA�ndum pA?blico”, en el que estA? convencido de que obtendrA? parecidos porcentajes a los de 1976 (98% de los votos).

“La dictadura ni trata de simular diversidad. Porcentajes evidencian la unanimidad totalitaria y la absoluta ausencia de competencia democrA?tica en la Asamblea”, respondiA? Rosa MarA�a Paya, lA�der del movimiento Cuba Decide, tras conocer el “ridA�culo” porcentaje obtenido por el nuevo presidente.

“El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es dar continuidad a la revoluciA?n cubana en un momento histA?rico crucial, que estarA? marcado por todo lo que debemos avanzar en la actualizaciA?n del modelo econA?mico”

“DA�az-Canel no es un improvisado. A lo largo de los aA�os demostrA? madurez, capacidad de trabajo, solidez ideolA?gica, sensibilidad polA�tica, compromiso y fidelidad a la revoluciA?n”
“Su promociA?n gradual a cargos superiores se asegurA? con intencionalidad y previsiA?n”

Por: Daniel Lozano