Opinión

¿Diálogo o imposición?

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

El movimiento Pachakutik a través de sus voceros, amenazan que sentarse a conversar o dialogar es dar respuestas a sus planteamientos, lo que en buen romance implica que para ellos dialogar es aceptar de los voceros y del mismo presidente dar paso a los diez puntos de la Conaie…

Al parecer las partes públicamente anuncian que quieren dialogar, pero sin hora, fecha y lugar, mientras tanto un sector anuncia que frente a la violencia de algunos movilizados aplicará el uso progresivo de la Fuerza, y el otro sector anuncia que en 48 horas ingresarán y se tomarán la Capital como trofeo y botín cuestión totalmente inaceptable, que merece el total rechazo del país…

Está situación además debería provocar una profunda investigación, de quienes financian estás movilizaciones, serán los narcoterroristas, los Chinos, Rusia, Venezuela?

Que Rafael Correa Delgado desde su refugio baile e intenté a través de las redes meter más leña al fuego, no debería sorprender a nadie, como sorprende por decir lo menos, el silencio de los principales líderes políticos, que por elementales principios deberían pronunciarse en estos momentos críticos, o estarán trabajando de manera cínica e hipócrita en la caída del Gobierno y del presidente, lo que resulta indigno y demencial…

El hambre, la pobreza, la inseguridad, narcoterrorismo, microtráfico, desempleo no se solucionan con el paro, pero tampoco con los viajes del presidente, con sus intervenciones en tik tok, y con personajes oscuros comprometidos con las mafias de la corrupción y del crimen organizado…

Este es el momento, para que el presidente reflexione luego de su burbuja de endiosamiento y momentos de envanecimientos, trabaje con seriedad, aplomo, y responsabilidad, revisando los diferentes planes en el proyecto nacional que todos queremos y ojalá exista…

Que los dirigentes indígenas actúan de manera irracional, es entendible porque están en plena campaña electoral, necesitan tribuna y protagonismo…

Pero este paro no puede seguir, hoy mismo o se sientan en serio a dialogar, o el pueblo de Quito debe salir a defender su ciudad, y evitar los episodios de octubre del 2019, lo que podría encender la mecha de una guerra civil con pronósticos impredecibles.

Esto es el resultado de vivir en manos de ineptos, muchachos, aprendices y algunos dinosaurios que creen que el Ecuador de hoy es el mismo de la época de Hurtado, León, o de los defenestrados ex presidentes, hoy somos acechados por un brazo fuerte y organizado del crimen organizado y del narcotráfico, que ya no tiene ningún reparo en querer tomarse el poder, financiar campañas y tener como dirigentes políticos a muchos de sus cuadros y representantes…

¿Está es la realidad, queremos que el narco indigenado junto a sus compadres asambleístas se tomen el poder?  Lasso debería rectificar hacerlo de manera pública o convocar a la muerte cruzada…

Me inclino por la tesis de la muerte cruzada, como la salida menos traumática, aunque desde ya el riesgo país subirá y tendremos todos que pagarles más a nuestros acreedores, y los que están en puestos claves apurar los contratos con el Estado, porque como podrían irse en cualquier momento (máximo 6 meses) hay que guardar pan para mayo, lo que significa ahora o nunca hago la bola, porque la cosa está color de hormiga.

Semper Fi.