Opinión

Diagnóstico del F.M.I.

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Pocas veces se equivoca el Fondo Monetario Internacional en evaluar y pronosticar sobre las economías a nivel mundial, teniendo siempre críticas por no concordar con las cifras de los Bancos Centrales de las naciones auditadas, en este  caso   las economías de Venezuela y Ecuador son las que tienen el peor diagnóstico  y solamente el milagro de la subida del precio del petróleo las hará revivir.

De lo que se sabe hasta ahora, la crisis no aceptada por el gobierno estaría a punto de superar la crisis de 1.999 sin feriado bancario, pero aparentemente para los mandatarios continúa el boato y los periplos endiosando sus propias figuras con una propaganda que no aportará nada beneficioso a la economía del país y que poco o nada ayudará a cubrir del déficit fiscal, además que también tiene un costo todavía no conocido.

El viaje continúa con  otra visita al Santo Padre en el Vaticano, en la que participará en la celebración del 25vo Aniversario de la Encíclica Centesimus Annus, la cual abordará la relación de la Doctrina Social de la Iglesia con la tendencia y sucesos ocurridos entre 1891 – 1991, luego seguramente le pedirá que otra vez lo ayude a salvarse de la restauración de la derecha o de la guerra económica contra el Socialismo – Comunista del siglo XXI.

Suponemos  que nuestro simpático Presidente arremeterá contra el F.M.I.  y su informe descalificándolo como ente auditor de la economía de los países y que su manejo económico es un ejemplo de equidad para la humanidad , por supuesto que es así y tal como van las cosas nada será para nadie, con la revolución todo será del Estado, siendo así, sería la fórmula perfecta de equidad, las deudas al fin y al cabo serán pagadas por el pueblo, exceptuando a la obesa burocracia .

Ya no es la espada de Bolívar que camina por América Latina ahora es la lengua viperina de Maduro que deambula sonámbula por América Latina. «Prohibido olvidar».

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.