Ciencia

¿Día de Reyes y ya flojean sus propósitos de Año Nuevo? Estas aplicaciones pueden ayudarlo

 

Excelentes soluciones tecnológicas que facilitan las rutinas y motivan a sus usuarios para hacer más ejercicio o leer más libros, como Nike Training y Goodreads

Cada 1 de enero, Bridget Jones se propone, con su diario como testigo, no beber más de 14 copas a la semana, dejar de fumar, tener más confianza en sí misma y ser más asertiva. Pero todos hemos sido testigos, tanto en la novela de Helen Fielding como en la película protagonizada por Renée Zellweger, de cómo se le resisten sus propósitos del nuevo año. Si Bridget hubiera vivido su treintena con su característica fuerza de voluntad un tanto voluble en 2022 y no a finales de los noventa, probablemente habría tirado de su teléfono inteligente para intentar ser más constante a la hora de perseguir sus metas. Puede que incluso no hubiera escrito un diario, sino que habría optado directamente por una aplicación de un diario. Nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es que hay multitud de aplicaciones al alcance de nuestro teléfono que están concebidas precisamente para ayudar a los usuarios a adquirir nuevas rutinas y a lograr los objetivos que se hayan propuesto, ya sea aprender inglés o hacer más deporte.

Los habrá escépticos, pero la proliferación de aplicaciones móviles de este tipo, que ofrecen recompensas ficticias a quien supera los retos propuestos, ayudan a que el usuario se mantenga motivado. Al menos durante un tiempo. Es un mecanismo muy simple, pero efectivo en muchos casos. La mayoría de las aplicaciones que aquí proponemos se basa en la idea de que, cuando el usuario valora de una manera visual su progreso, por ejemplo, a través de un gráfico de barras que muestre la progresión semanal, encuentra la motivación suficiente para continuar. Y, una vez que la rutina se ha adquirido, con el tiempo, puede que estas soluciones incluso dejen de resultarle necesarias.

Nuestras propuestas parten de los objetivos más habituales: hacer ejercicio, ahorrar dinero, utilizar menos el teléfono móvil… Estas aplicaciones ofrecen mecanismos para que dar los primeros pasos resulte más fácil y perder el ritmo, más complicado. Todas las que aquí se recogen están disponibles tanto para Android como para iOS en Play Store y App Store respectivamente. Las estrellas marcan la valoración media de los usuarios (sobre cinco) entre las dos tiendas de aplicaciones.

Nike Training (4,6 ★)

Si lo que se pretende es adquirir una rutina de ejercicio, recomendamos esta aplicación de Nike, que ofrece todas sus características de forma gratuita. Para empezar, el usuario debe darse de alta con un correo electrónico. Una vez haya hecho eso, podrá acceder a decenas de entrenamientos de distinto tipo y dificultad. Las sesiones, grabadas en vídeo, se encuentran dobladas al castellano, algo que no ocurre, por ejemplo en Apple Fitness, donde se ofrecen, como máximo, subtítulos. Además de sesiones de entrenamiento, la aplicación incluye un apartado de logros, un historial y la opción de programar recordatorios para ejercitarse. Además, si el usuario ve un programa o entrenamiento que le resulta interesante, pero no puede hacerlo en ese momento, podrá guardarlo para no perderlo de vista.

MyFitnessPal (4,5 ★)

Un objetivo ligado al deporte es la pérdida de peso. MyFitnessPal no solo ofrece herramientas para perseguir ese objetivo, sino también para aumentar de peso o incluso mantenerlo. Su funcionamiento se basa en el registro de las calorías que ingiere el usuario. Puede almacenarlas de manera manual, pero también leyendo los códigos de barras con la cámara. También incluye rutinas de ejercicios en vídeo gratuitas, aunque, probablemente, una de las características más llamativas que ofrece es el apartado de foros: el usuario puede seleccionar aquellos a los que quiere unirse y compartir su progreso y experiencias y leer sobre las de las demás personas que persiguen objetivos similares.

Duolingo (4,6 ★)

Si lo que el usuario busca es aprender un idioma o mejorar sus competencias, Duolingo ofrece enseñanza gratuita de decenas de idiomas. En castellano incluye lecciones en 10 idiomas, desde inglés hasta guaraní, y, en inglés, más de 38 cursos. En idiomas como el árabe o el chino también se ofrecen lecciones sobre varias lenguas. El método de Duolingo se basa en la visualización y la repetición. Antes de nada, el usuario deberá seleccionar el idioma que quiere aprender o mejorar y realizar un breve test para identificar el nivel que tiene.

Una de las características a la que puede sacar más partido es al aprendizaje simultáneo de todos los idiomas que quiera. Un mismo usuario puede estar aprendiendo chino, ruso y francés en español, coreano en inglés, etc., sin límites. La interfaz de esta aplicación es muy llamativa en el plano visual. A medida que el alumno supera lecciones, va subiendo de nivel. En cada apartado, dispone de varias formas de aprendizaje: tarjetas con ilustraciones, escritura, lectura, expresión hablada (que graba el micrófono)… Si un usuario falla una respuesta de manera repetida, esa pregunta le aparecerá más veces, de forma que la app se asegura de que la aprenda aunque le lleve más esfuerzo. Eso sí, si se fallan varias respuestas, el usuario perderá las vidas que tenía al principio, como si de un videojuego se tratase, y deberá esperar varias horas para que se repongan y volver a intentarlo.

La aplicación envía al dispositivo notificaciones de recordatorio para que el usuario no pierda el ritmo, de forma que, cuantos más días seguidos se completen las lecciones, más valorado se sentirá el alumno.

Monefy (4,5 ★)

Esta aplicación permite registrar los ingresos y los gastos personales con el fin de ser consciente de todas las operaciones monetarias que se realizan en el día a día y de poder ahorrar. Los datos se pueden sincronizar con Google Drive o Dropbox y ofrece la opción de guardar una copia de seguridad para no perder el registro. Su interfaz es muy visual: en un círculo se aprecia el dinero disponible y, en torno a él, las diferentes categorías en las que se dividen los gastos e ingresos. Los primeros aparecen en rojo y los segundos, en verde. Existe una versión prémium, pero muchas de las características pueden utilizarse de manera gratuita.

Goodreads (4,3 ★)

Para quienes persiguen mejorar sus hábitos de lectura, Goodreads es una buena opción. Esta app ofrece la posibilidad de fijar un reto personal, de forma que el usuario establece una cifra de libros que pretende leer antes de que acabe el año. A medida que añade sus lecturas a la plataforma, el porcentaje de libros leídos aumenta, de forma que el usuario puede ver de forma muy sencilla su progreso. Además, al buscar los títulos de los libros, puede hacer una valoración (de una a cinco estrellas) y escribir una reseña o leer las que han subido otros usuarios. Es decir, que no solo sirve para obtener motivación o llevar un recuento, sino también para descubrir nuevas lecturas.

El menú de la aplicación se encuentra en inglés, pero los títulos de los libros están en todos los idiomas. Si se busca El Quijote, aparecerá sin problema. El idioma de la aplicación no supone por ejemplo que, al realizar esa búsqueda, vaya a aparecer Don Quixote. Además, los progresos que realice el usuario podrá compartirlos en sus redes sociales gracias a la sincronización de estas con la aplicación.

Petit BamBou (4,6 ★)

La forma de vida actual conlleva un nivel de estrés y elevada actividad que cada vez más personas tratan de contrarrestar. Una de las mejores formas puede ser a través de la meditación. Petit BamBou dispone de dos tipos: libre (con un tiempo cronometrado) o guiada, con la voz disponible en español. Contiene también programas orientados a problemas concretos, como la ansiedad, el duelo o el perdón, guías de respiración, una biblioteca de sonidos relajantes… Aunque el acceso a todos los tipos de sonidos o programas no es completo, solo unos cuantos están disponibles de forma gratuita; si no, el usuario debe pagar una suscripción.

Forest (4,8 ★), Focus plant (4,6 ) o Plantie (4,7 ★)

¿Y si el problema es justamente que usamos mucho el móvil? Para potenciar la concentración y marcar límites de uso del teléfono, ofrecemos tres alternativas. Forest es la mejor valorada y la más conocida, pero es completamente de pago (3,99€). Focus plant está disponible solo para Android y Plantie para iOS, ambas con funciones gratuitas y, en el caso de la primera, con anuncios publicitarios emergentes. En las tres se realiza la misma actividad: un árbol ficticio crece más cuanto menos utilice el móvil el usuario. En Forest no solo crece un árbol, sino que lo hace un bosque entero y, además, puede conllevar que la ONG Trees for the future plante un árbol real.

Tomado de El País