Opinión

Día de las madres

Jorge Norero/Guayaquil

Que significado tiene este día en particular en homenaje a las madres del mundo? Para mí es el día en que todos les rendimos tributo a ese ser maravilloso que nos dió la vida, así como a todas esas mujeres valientes, heroicas, verdaderas Titanes que venciendo los estereotipos propios de un tiempo fatuo, egoísta, falso y hasta perverso, luchan no sólo por parir y ver nacer al ser que llevan en su vientre, sino que darán hasta sus vidas por protegerlos, cuidarlos, llenarlos de valores, principios pero sobre todo de amor, cuidados, comprensión y ternuras…

Las madres son la esencia y sustancia de la verdadera humanidad, sin ellas no podría tener continuidad la especie humana aunque también es vital la otra parte el hombre, dupla creada con diferentes funciones por el gran arquitecto del universo, para juntos fusionarse y conformar una familia, célula fundamental de cualquier sociedad y organización…

Éste mundo de hoy, requiere de las mujeres más bizarras, para volver a retomar el control de una sociedad podrida y en decadencia, perdida en falsos dogmas y supuestos derechos, lo que ha parido una situación difícil de controlar y conducir, por aquello, sólo las verdaderas madres podrán exigir a los hombres y mujeres del mundo, conducir con verdadera sabiduría los hilos perdidos de la razón, decencia, honestidad, humildad, tolerancia, la libertad y la paz…

Gracias madres del mundo, a mi madre, mi esposa, hermanas, tías, sobrinas, primas, amigas, por seguir siendo ese pilar fundamental en nuestras vidas, que nos mantiene unidos, conscientes, despiertos, y que ha pesar de los años y sin importar títulos o funciones, riquezas, están allí para hacernos tomar conciencia, rectificar, educar, perdonar, y seguir dando amor y protección más allá de sus propias vidas…

Madres, en homenaje a su gran obra y profundo amor, les ruego halen las orejas de sus hijos, el mundo se extingue y agoniza y sólo ustedes pueden hacer el milagro de provocar una nueva era, en que con sensatez y conciencia la humanidad tenga todavía esperanza de subsistir.

Madres vuelvan sus ojos a sus hijos, no se distraigan de sus deberes, el mundo las reclama con urgencia, vuestros hijos corren peligro de muerte, y sólo ustedes son capaces de evitar esta situación apocalíptica, amén.

 

Semper Fi.