Economía

Devaluación del peso colombiano preocupa a comerciantes de la frontera con Ecuador

Ecuador adoptó el dólar como moneda de circulación hace 15 años, a raíz de una severa crisis económica precipitada por la quiebra de varios bancos.

COLOMBIA. La devaluación del peso colombiano preocupa a los comerciantes ecuatorianos que trabajan en la frontera andina, pues aseguran que eso acarrea la pérdida de clientes de ambos países, quienes prefieren comprar en el país cafetero.

De acuerdo al portal colombiano elpais.com la devaluación del peso colombiano en más de 50% en el último año frente al dólar ha «deprimido grandemente» el comercio fronterizo con Ecuador, dijo hoy el presidente de la República, Rafael Correa.

Correa se declaró «muy preocupado» por la situación y encabezará este fin de semana una reunión con autoridades y comerciantes de la provincia de Carchi, la más afectada por la pérdida de competitividad asociada a la apreciación del dólar.

“Prácticamente existe sólo un comercio unilateral en la frontera de Colombia con Ecuador. Los transportistas pesados no tienen negocios, la producción de Carchi está muy deprimida», dijo el mandatario.

A diferencia de Colombia o Perú, que pueden devaluar sus monedas, Ecuador no puede hacerlo porque el dólar es la moneda en curso. Por eso, el país ha debido recurrir a medidas como la elevación temporal de impuestos a las importaciones y la entrega de beneficios a los exportadores para intentar de mitigar la pérdida de mercado frente a sus socios.

«Se nos ha derrumbado el principal producto de exportación (el crudo), a Colombia le pasó lo mismo con el carbón y el petróleo» pero «devaluó 54% el peso y a nosotros se nos ha apreciado 30% el dólar», señaló Correa.

A causa de ello, agregó, «se pierde competitividad, nos devalúa Colombia y nosotros podemos poner alguna salvaguardia», con lo que se «deprimen grandemente zonas de frontera». «Estamos muy preocupados» con lo que está pasando en Carchi y «tenemos una delegación» en esa provincia «para encontrar soluciones, pero no todo se puede hacer», enfatizó el Correa.

Este fenómeno hace que clientes de todo el Ecuador prefieran hacer sus compras en Ipiales o Pasto, sobre los mercados nacionales. (www.elpais.com.co/DO)