Internacional

Detienen a hijo de magistrada guatemalteca por caso de corrupción en IGSS

Otto Molina es hijo de la magistrada Blanca Stalling, a quien también se le sindica de estar implicada en un caso de corrupción estatal denominado “La Línea”.

GUATEMALA.  El hijo de una magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala fue detenido hoy junto a otras 14 personas, entre funcionarios y particulares, supuestamente implicado en un caso de corrupción en el Seguro Social.

Se trata de Otto Molina Stalling, quien en 2014 fue subgerente financiero del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), señalado de los delitos de tráfico de influencias, cobro ilegal de comisiones y asociación ilícita, dijo el Ministerio Público (MP).

Molina fue trasladado ya a la Torre de Tribunales en donde se limitó a señalar a periodistas que “mi abogado resolverá todo”.

Las detenciones, que son coordinadas por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), están relacionadas a anomalías en un contrato otorgado a una farmacéutica para prestar servicios de diálisis a pacientes renales del Seguro Social, caso por el que también tiene orden de captura el presidente de la Junta Directiva del IGSS, Juan de Dios Rodríguez.

Molina es hijo de la magistrada Blanca Stalling, a quien también se le sindica de estar implicada en un caso de corrupción estatal denominado “La Línea” por el que han sido detenidas ya 29 personas.

El 20 de diciembre del año pasado el IGSS adjudicó a la empresa farmacéutica Pisa un contrato por más de 116 millones de quetzales (15,18 millones de dólares) para proporcionar diálisis a pacientes con enfermedades renales.

Sin embargo, ésta subcontrató a un sanatorio privado porque no tenía capacidad para atender a más de 500 pacientes, pero los servicios son deficientes, según denunció en febrero último la organización Acción Ciudadana que trabaja por la transparencia en el país.

Por el momento se desconoce la relación laboral en el IGSS de los detenidos, la mayoría de los cuales son acusados de asociación ilícita y fraude. (Efe/La Nación)