Internacional

Destinarán en Brasil cientos de propiedades del Gobierno abandonadas para viviendas populares

RÍO DE JANEIRO, El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, firmó este  lunes  26 de febrero, un decreto para destinar cientos de propiedades del Gobierno abandonadas o sin uso para construir viviendas populares, espacios deportivos, de educación y cultura.

 

Más de 500 propiedades del Gobierno en 200 municipios podrían ser asignadas a otras entidades federales, movimientos sociales y el sector privado para la construcción de viviendas y equipamiento público, según la estatal Agencia Brasil.

Además de esos inmuebles bajo la administración de la Secretaría de la Propiedad Federal, el Instituto Nacional de Seguridad Social tiene 3.213 propiedades no operativas que podrían utilizarse para otros proyectos.

El programa, bautizado como Democratización del Inmueble de la Unión, pretende dar un destino estratégico al patrimonio público, con diálogo entre federaciones y la sociedad. La ministra de Gestión e Innovación, Esther Dweck, aseguró que algunos inmuebles federales que actualmente están ocupados por movimientos sociales serán regularizados a través de iniciativas del programa gubernamental Mi Casa, Mi Vida, que ayuda a los más desfavorecidos a tener su propio hogar.

Agregó que el destino tendrá en cuenta la función socioambiental de la propiedad federal y el beneficio de la población. Dweck resaltó que el Gobierno del presidente Lula da Silva está cambiando la lógica del gobierno anterior, que se limitaba a vender los inmuebles «muchas veces por debajo del valor de mercado, con pérdida del patrimonio federal», sin preocuparse por su uso.

El decreto también crea la comisión interministerial responsable de dirigir las acciones del programa y los foros estatales para la gestión democrática de los bienes, con la recogida de las demandas locales y el apoyo en el seguimiento del programa. «Siempre vamos a priorizar las asociaciones con movimientos sociales, las asignaciones para equipamientos sociales (en asociación con estados y municipios). Y los inmuebles que no tengan esa posibilidad, sean grandes emprendimientos o inmuebles que no estén directamente destinados a la vivienda, que se encuadren en el programa, serán objeto de alianzas con el sector privado», afirmó la ministra Dweck.

En 2023, como proyecto piloto del programa, el Ministerio de Gestión asignó 264 inmuebles públicos en 174 municipios. Las propiedades públicas destinadas fueron: 53 para la provisión de viviendas, nueve para la regularización de tierras y urbanización, 201 para servir a las políticas públicas y programas estratégicos y uno para crear un desarrollo de usos múltiples en grandes áreas.

Por: XINHUA