Opinión

Después del 1 de mayo, reflexionemos.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

De una u otra forma, millones de ecuatorianos se encuentran sin explicación ante los últimos episodios suscitados con cronológica, planificación por partes de mentes ocultas pero que sin lugar a dudas se puede deducir, pertenecen a caudillos frustrados y otros  huidos y sentenciados, que quieren a como dé lugar, espacios de poder y que la mayoría olvidemos sus pasados criminales y posibles actos de corrupción que yacen escondidos y maquillados, pero con graves posibilidades que un delator desde Miami abra la caja de Pandora y todas sus fechorías está vez sin influjo psíquico y otras pendejadas, serán autores materiales, intelectuales de peculado, cohecho, concusión, asociación ilícita, etcétera…

Lo realmente preocupante y de esto nadie dice nada, a pesar que este gobierno tiene responsabilidad por no manejar con eficientes operadores políticos y comunicadores, dirijan políticas que ataquen los graves problemas heredados de los dos gobiernos anteriores y peligrosamente incrementados por ellos por acción y omisión…

En catorce años, dirigentes laborales, maestros, estudiantes, políticos, y otros grupos sociales guardaron un silencio sepulcral, cobarde, cómplice, ante los excesos de Correa y sus pillos colaboradores, allí nadie le decía nada, apenas las lamentaciones era que había que descorreizar al país, recuperar la libertad de expresión, la función Judicial, el consejo nacional electoral, pero muchos dejaron que la inseguridad sea confrontada con idoneidad y frontalidad…

He revisado mis escritos y desde el 2007, he venido exigiendo una lucha frontal de parte de la fuerza pública de manera conjunta contra el narcoterrorismo, pocos me apoyaron, todos me calificaron de loco y que solo buscaba que me nombren Ministro de Gobierno o de Defensa, es decir se burlaron de mi preocupación que ahora es la pesadilla de casi todos, y los que jamás tuvieron los huevos para exigir que los gobiernos de Correa y Moreno cumplan con sus obligaciones, ahora pretenden que de manera mágica Lasso lo haga…

LASSO tiene responsabilidad en estos once meses de Gobierno, por haber designado pendejos y caducos ministros, en áreas que no entiendo cómo crítica a Correa y Moreno, si escoge como funcionarios al personal que, de manera mediocre, irresponsable y algunos hasta vinculados a las mafias de la corrupción, trabajaron en puestos claves con ellos, esto no lo puedo entender…

Por otro lado, si Nebot y Correa le tienen odio, gobierne demostrando que sabe lo que tiene que hacer, que no necesita de ellos, ni de sus asambleístas, alcaldes, prefectos…

Cuando demuestre que tiene el control y que él maneja el gobierno con idoneidad, liderazgo y tiene un excelente equipo de funcionarios, que no teme le hagan sombra o destaquen, porque creo esta es su debilidad, designar a alguien que sabe lo que tiene que hacer y esto lo preocupa demasiado, cuando es lógico por sus antecedentes que no tiene por qué saber todo, pero si tiene la obligación de aprender rápido y designar a los mejores, y por supuesto jamás podrán haber sido parte del Banco o de las Fundaciones, entonces lo envidiarán y se sentirán derrotados y cadáveres políticos…

Así que pueblo ecuatoriano, este primero de mayo, no podemos exigirle solucione en tan solo once meses a LASSO, la suma de errores, ineficiencias, despilfarros, atracos e irresponsabilidades que el heredó de estos delincuentes e ineptos gobernantes.

LASSO debe cumplir y demandar acción de todos ante las prioridades de nosotros los ciudadanos, demandar de la Función Judicial con autoridad y energía corrijan la actuación del Juez de Manglaralto y encarcelen al delincuente de Jorge Glas Espinel, protegernos del hampa y los delincuentes, exigir calidad en los servicios hospitalarios hoy convertidos nuevamente en hospitales…