Actualidad

Designación del hermano de Diana Atamaint como cónsul en Estados Unidos es un ‘cargo político pedido’ por Daniel Noboa

Por «pedido» del presidente de la República, Daniel Noboa Azín, ingresó al servicio exterior Vinicio Kar Atamaint Wamputsar, hermano de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint Wamputsar.

Desde el 1 de enero, Vinicio Kar Atamaint se integró como ministro de la Agencia Consular del Ecuador en Queens (Estados Unidos), designado a través de un acuerdo suscrito por la ministra de Relaciones Exteriores, Gabriela Sommerfeld Rosero, el 11 de diciembre de 2023.

Kar Atamaint es hermano de la presidenta del CNE, Diana Atamaint, organismo que actualmente lleva adelante el proceso de verificación de firmas para la calificación del movimiento Acción Democrática Nacional (ADN), denominación que cobijó la candidatura presidencial de Daniel Noboa en las últimas elecciones anticipadas.

La canciller Gabriela Sommerfeld confirmó que Kar Atamaint es hermano de la consejera electoral y que esa designación se hizo por un pedido del mandatario.

«Se ha mezclado y se han publicado muchas cosas y voy a ser muy frontal, sí (Vinicio Atamaint) es hermano (de Diana Atamaint). Sin embargo, no existe legislación que prohíba que una persona que trabaja en una institución, un pariente no pueda trabajar en otra institución, siempre que no haya influencia y aquí no la hay. Este es un cargo político pedido por el señor presidente», manifestó Sommerfeld en un diálogo que mantuvo con representantes de medios de comunicación el 24 de enero.

A su vez, defendió las credenciales del nuevo funcionario, pues «tiene las suficientes competencias como para ir a un consulado. Dentro de su educación está el derecho internacional, ha trabajado en temas de derechos humanos. Tiene competencia para ir al consulado en Queens que tiene gran presencia de ecuatorianos. Él ha trabajado también con comunidades indígenas», detalló

Según consta en el acuerdo ministerial, la Coordinación General de Gabinete envió un memorándum el 5 de diciembre del año anterior en el que se «instruyó» del nombramiento de Atamaint como ministro cónsul para que empiece sus funciones el 1 de enero de 2024.

La Ley Orgánica del Servicio Exterior incorpora requisitos para ingresar a la carrera diplomática, como ser ecuatoriano de nacimiento y tener más de 21 años; hablar y escribir por lo menos un idioma extranjero; ingresar a la Academia Diplomática, previo concurso nacional abierto de libre oposición y merecimientos, para lo cual debe exhibir título profesional de tercer nivel; y, cumplir satisfactoriamente la pasantía que, de conformidad con las necesidades del servicio, fija el ministerio.

Kar Atamaint (con camisa blanca de manga larga), hermano de Diana Atamaint, asistió a la entrega de credenciales al presidente Daniel Noboa. Foto: Prefectura de Morona Santiago

Se podrá prescindir de estas exigencias en «casos excepcionales de conveniencia para el país» y se darán única y exclusivamente para los cargos de jefes de misiones diplomáticas y de consulados generales.

Además, no deben exceder del 20 % del total efectivo de los funcionarios de la primera y segunda categorías del servicio exterior, para lo que se requerirá de un informe previo favorable de la Honorable Junta Consultiva de Relaciones Exteriores.

La norma señala también que quienes sean designados en estos cargos políticos, como se los denomina dentro del Gobierno, deben ser mayores de 35 años, de reconocidos méritos, que hayan prestado relevantes servicios a la república, para lo cual se deberá observar el equilibrio regional.

Y se menciona a la Contraloría General del Estado para que cuide del cumplimiento «para el efecto de la inscripción de nombramientos y pagos de las remuneraciones».

Bajo ese paraguas legal, Sommerfeld recalcó que la ley permite tener el 20 % de cargos políticos por designación del Ejecutivo en el exterior y que en la administración de Noboa hay 23 nombramientos de este tipo, cuando su cupo puede ser de 63.

Ejemplificó lo sucedido en los últimos cuatro gobiernos, entre el 2017 y el 2024.

«En el 2017 existían 99 cargos políticos en el exterior, cuando el 20 % le daba un cupo de apenas 72. En abril del 2021 tenían 54 cargos políticos, cuando el 20 % era 51. En la presidencia de Guillermo Lasso, a noviembre de 2023, había 39 cargos políticos y el cupo era 59».

Con el presidente Noboa «hay 23 nombramientos políticos cuando el cupo es 63 y esto obedece a una directriz de reforzar la institucionalidad de la Cancillería y la directriz es apoyar al personal de carrera a salir, más que los escasos cargos que han sido ratificados o en muy pocos casos solicitados por el presidente», explicó la secretaria de Estado.

El 22 de enero se designó a la exasambleísta y militante del partido Izquierda Democrática (ID) Wilma Andrade como embajadora de Ecuador en España.

Andrade fue compañera de Noboa en la Asamblea Nacional del periodo anterior y en la víspera lo acompañó en su periplo a España.

Sommerfeld indicó que Andrade tiene las calificaciones para liderar esa embajada y «se alinea a la agenda que dicta Cancillería, que obedece a la política exterior».

Días antes, el jefe de Estado designó embajadores para siete representaciones diplomáticos, entre los que hay funcionarios de carrera del ministerio.

Entre ellos, Luis Vayas, embajador concurrente en Irlanda con sede en Londres (Gran Bretaña); Diego Morejón, concurrente en la República Checa y Estonia con sede en Berlín (Alemania).

Silvia Espíndola, embajadora en Panamá; Denys Toscano, concurrente en los Emiratos Árabes Unidos y el Reino de Baréin con sede en El Cairo (Egipto); y, María Soledad Córdova, embajadora en China.

Ecuador tiene embajadas y representaciones diplomáticas en 90 países.

Fuente: Radio Huancavilca