Actualidad

Desideologizar las relaciones en la región y trabajar por la integración, es la premisa del Gobierno

Las diferencias ideológicas entre los Gobiernos  no deben pesar para avanzar en la integración plena de la región.

La estrategia política y la gestión diplomática del Gobierno del presidente Guillermo Lasso (de tendencia de derecha), de abrirse a mercados internacionales no es esquiva a los acercamientos con los regímenes de izquierda.

El 6 de agosto de 2022, asistió a la posesión del presidente colombianoGustavo Petro, de tendencia de izquierda y exguerrillero.  Meses antes estuvo en el ascenso al poder de sus homólogos Gabriel Boric, en Chile; y Pedro Castillo, en Perú, también adscritos a la izquierda.

Para reforzar esta política, el Canciller, Juan Carlos Holguín -durante la última Cumbre del Mercosur, en Paraguay-   llamó a los Gobiernos de Sudamérica a crear una estrategia regional para combatir el crimen organizado que amenaza con desestabilizar la región, dejando de lado las ideologías.

“Hoy es un buen momento para avanzar con los gobernantes que tenemos. A pesar de las líneas ideológicas distintas, existen principios comunes que permitirán la construcción de un mecanismo regional sólido y permanente”, dijo Holguín.

Apertura total

La Cancillería ratificó que la política de Estado apunta a mantener las mejores relaciones por los intereses del Ecuador y con total apertura con todos los países de América Latina, especialmente con Colombia y Perú, por ser limítrofes.

Iniciativas de integración como la Unasur  se terminaron por las decisiones de gobiernos de Venezuela o Argentina que impusieron sus ideologías. “Esto es lo que menos quiere el Gobierno de Lasso;  más que hablar de ideologías hay que resolver los problemas de la población”, se indicó en la Cancillería.

Una de las prioridades es fortalecer el comercio con Colombia que atraviesa problemas similares a los de Ecuador como la inseguridad y el desempleo. La premisa del Gobierno es desideologizar las relaciones en la región y trabajar en beneficio de la integración.

Relaciones bilaterales

La Cancillería calificó las relaciones bilaterales con Chile y Perú como “magníficas”, y con el presidente de Colombia “es civilizada”, a pesar de las diferencias ideológicas. Agregó que a los gobernantes les debe interesar el bienestar de sus pueblos.

Para el politólogo y docente universitario, Alfredo Espinosa, Ecuador ejerce un manejo diplomático acertado en el sentido de que no se puede cerrar al mundo por sesgos ideológicos, emprender en acuerdos comerciales, firmar tratados, y limitar su inserción en la comunidad internacional.

Explicó que el Gobierno actuó con inteligencia y no dejó que sobresalgan las diferencias ideológicas con su par colombiano.

Agregó que la supremacía mayor debe ser el interés del Estado para propiciar mejores condiciones y viabilizar el intercambio comercial y la libre movilidad.

Sofía Mantilla, analista política y docente universitaria, también dijo que el Gobierno de Lasso no está empecinado en llevar la diplomacia por el camino de los sesgos ideológicos.

Comentó que su apertura a otras naciones, más allá del tema geopolítico, se evidencia en la búsqueda de acuerdos económicos. Esto también llevó al Presidente a visitar China, catalogada como una de las economías más poderosas del mundo. Esto  no  ocurría con los proyectos del socialismo del siglo 21, opinó Mantilla.

 Acercamientos

La agenda de Lasso en Chile, en marzo de 2022, incluyó  reuniones con el sector empresarial y participó de un encuentro con Richard Von Appen, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril, en el marco de la actividad ‘Ecuador open for business’, que buscaba elevar las  oportunidades de inversión que ofrece esa nación.

Chile es uno de los países que ha tenido mayor estabilidad a lo largo de su historia, y es importante para el Ecuador no solo en términos comerciales, sino porque forma parte de la Alianza del Pacífico, conformada por países con distintos matices ideológicos, que pese a sus diferencias llegan a converger en la necesidad de abrir sus fronteras para el intercambio comercial, la competitividad y la inversión.

El viaje que el primer mandatario realizó a Chile también le puede permitir al Ecuador ingresar a la Alianza del Pacífico si se firma el Acuerdo de Libre Comercio con México.

Para Mantilla, con la visita a Chile se buscó llegar a un país que tiene un crecimiento económico sustancial y que le puede permitir al Ecuador atraer la inversión.

Todo se enmarca en el modelo de desarrollo

El politólogo Paolo Moncagatta, considera importante “entender” que en cuestiones de alianzas, las ideologías tienen poco peso en el mundo y que, en el orden global, sobre todo si se toma en cuenta la guerra Rusia-Ucrania, cualquier acuerdo se puede concretar con aliados estratégicos claves. Esto es útil para enfrentar los difíciles tiempos que se viven y vivirán en el futuro.

Como ejemplo, argumenta que la izquierda chilena y la tendencia del Gobierno de Lasso son ideologías que defienden un modelo de democracia liberal. “A pesar de las diferencias ideológicas, todo se enmarca en el mismo modelo de desarrollo capitalista.  Si de alguna manera podemos ayudarnos, al final nos beneficiamos a todos: más allá de las ideologías prima la economía”, acota Moncagatta.  (SC)

 

Diario La Hora