Actualidad

Desde Pangui partirá el levantamiento indígena

Los pueblos indígenas demandan la derogación de las 17 enmiendas constitucionales, del decreto 016, un cambio en las políticas relacionadas con el medio ambiente, entre otras peticiones.

QUITO. “El paro va porque va. Se alistan las acciones hacia el paro nacional y el levantamiento indígena, porque son legítimas”. Con esta frase José Herrera, preside la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), ratificó sobre varias acciones que tomarán como el levantamiento indígena y paro nacional.

La marcha se iniciaría donde murió José Tendetza, quien era síndico, líder comunitario y activista antiminero en el cantón El Pangui, Zamora Chinchipe. Es decir, el 2 de agosto inicia la caminata desde Zamora Chinchipe y avanza hacia la ciudad de Quito. El 10 (de agosto) inicia el levantamiento indígena que se une al paro que está convocado por el colectivo nacional de la dirigencia de la clase obrera. “Lo único que tenemos que decir es que vamos a estar en las calles hasta tener respuesta por parte del régimen”, dijo Herrera

El dirigente indígena volvió a recalcar que el grupo indígena se diferencia de la derecha de Guillermo Lasso, Rafael Correa, Jaime Nebot, Mauricio Rodas entre otros por “la unidad que existe entre los explotados/as”.

Y aclaró que no son movimientos indígenas que se oponen a la decisión de la Conaie que; más bien son personas afines al actual gobierno que, por intereses personales, están dando algún pronunciamiento como para mostrar que en la Conaie está “debilitado, divididos. Pero eso no nos preocupa porque eso viene haciendo el gobierno desde un inicio, tratando de dividir y fraccionar estructuras históricas del movimiento indígena, pero no lo ha logrado. Ya, a estas alturas del tiempo, la Conaie más bien está fortalecida en las tres regiones del país”.

Mientras que el presidente Rafael Correa pedía, desde Manabí, a la ciudadanía que demuestre su rechazo a grupos que “pretenden regresar al Ecuador de los paros”. “No se dejen engañar por la oligarquía de siempre a quienes jamás les ha interesado nuestros pueblos”, recalcó Correa.

Y llamó a la militancia de PAIS a no caer en el exceso de confianza. Al hacer un repaso de la semana destacó las reuniones con el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión. Ya es hora de rebelarnos también la gran mayoría de ciudadanos. Tienen todo el derecho (los opositores) de marchar pero no permitiremos -y no será el Gobierno, serán ustedes ciudadanos- que nos dañen las carreteras que tanto sacrificio han costado construir, no permitiremos que nos cierren los caminos atentando el derecho de los demás”, advirtió. (DO/La Nación)