Deportes

Descartan que exención de visados a turistas amenace la seguridad de Río 2016

Rodrigues aseguró que el objetivo de la medida es atraer a más turistas para los Olímpicos y que fue aprobada por el Congreso y apoyada tanto por el Ministerio de Justicia como por el de Defensa.

RÍO DE JANEIRO.  El Gobierno brasileño descartó que la ley sancionada hoy y que exime de visado a los turistas que visitarán Brasil durante los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en 2016 pueda amenazar la seguridad del evento y facilitar la entrada al país de posibles terroristas.

«El impacto de esa medida en la seguridad de los Juegos Olímpicos es cero», afirmó en una rueda de prensa el Secretario Extraordinario de Seguridad para los Grandes Eventos del Ministerio de Justicia, Andrei Rodrigues, al ser interrogado sobre la ley sancionada hoy por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

El funcionario, que se reunió hoy en Río de Janeiro con representantes de 78 países para exponer las medidas adoptadas por Brasil para garantizar la seguridad durante los Olímpicos, descartó que la medida pueda facilitar el terrorismo.

Rodrigues aseguró que el objetivo de la medida es atraer a más turistas para los Olímpicos y que fue aprobada por el Congreso y apoyada tanto por el Ministerio de Justicia como por el de Defensa.

Agregó que la ley aún tendrá que ser reglamentada, con la divulgación de las listas de países que podrán beneficiarse y los que no, y que no constituye una puerta abierta para posibles terroristas en Brasil.

Según el secretario, pese a la exención de los visados, los controles realizados por la Policía en las aduanas, en puertos y aeropuertos, así como la cooperación internacional, permiten detectar posibles amenazas e impedirles la entrada a Brasil.

«Los argentinos no necesitan visado para entrar a Brasil y pueden hacerlo por cualquier punto fronterizo e, incluso así, durante el Mundial (de fútbol de 2014) conseguimos identificar y devolver a su país a cerca de cien argentinos que considerábamos amenazas», aseguró al referirse a las restricciones impuestas a integrantes de grupos violentos de hinchas de Argentina.

Rodrigues dijo igualmente que los terroristas pueden proceder incluso de países cuyos ciudadanos no necesitan visado para entrar a Brasil.

«En los atentados de este mes en París participaron terroristas franceses y los turistas de Francia están entre los que no necesitan visado para ingresar a Brasil», aseguró.

La ley sancionada hoy por Rousseff beneficia a los turistas que ingresen a Brasil entre el 1 de junio y el 18 de septiembre de 2016 y que soliciten permiso para permanecer hasta 90 días.

Ese plazo beneficia a quien visite Brasil tanto durante los Olímpicos, que se disputarán en agosto, como en los Paralímpicos, previstos para septiembre.

Brasil tiene acuerdos bilaterales de exención de visado con 82 países pero la lista no incluye importantes emisores de turistas, principalmente Estados Unidos, Japón y China, que exigen visados a los brasileños y por eso la nación suramericana aplica la política de reciprocidad.

Según Rodrigues, en la reglamentación de la ley se definirán los países para los que realmente interesa la exención de los visados.

La propia Presidencia aclaró hoy en un comunicado de que la reglamentación limitará el beneficio a una lista de países en la que no se incluirán los que «ofrecen riesgos migratorios o amenaza a la seguridad nacional».

«Nuestra intención es incluir en la lista Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón, países con fuerte tradición olímpica», aseguró el ministro de Turismo, Henrique Eduardo Alves.

El Ministerio de Turismo considera que, con la eliminación de la exigencia de visados, Brasil podrá recibir un número de turistas superior al que acogió durante el Mundial de fútbol del año pasado y elevar hasta en un 60 % los gastos de los extranjeros en el período.

En junio del año pasado, durante el Mundial 2014, Brasil recibió 1,018 millones de turistas extranjeros, casi tres veces los 350.025 visitantes foráneos de junio de 2013. (Efe/ La Nación)