Tecnociencia

Descargar estos nuevos drivers podría ahorrarte las pantallas azul de la muerte de Windows 11 y Windows 10

La razón por la que deberías instalarte estas dos actualizaciones de Intel para Windows 10 y Windows 11.

Intel recomienda instalarse estas dos importantes actualizaciones para tu sistema operativo Windows si cuentas con este tipo de problemas en tu ordenador.

Las pantallas de la muerte han sido una de las lacras del sistema operativo Windows desde prácticamente su nacimiento, aunque lo hemos visto sobre todo en las últimas versiones.

No es fácil para Microsoft, ni para cualquier otro fabricante, asegurarse que todo funcione a la perfección en un sistema operativo, dado que se relacionan multitud de aspectos y deben trabajar al unísono.

Intel, que está trabajando mano a mano con Microsoft, ha confirmado que algunos drivers propios pueden acabar bloqueando ciertas instalaciones, tanto de Windows 10 como de Windows 11, y con la susodicha pantalla de la muerte.

De hecho, Intel ha publicado dos nuevas versiones de sus drivers, en concreto la versión 23.40.0.4 del controlador WiFi y la versión 23.40.0.2 del controlador Bluetooth y que es probable que tengas ya en Windows Update como actualizaciones opcionales.

También se ha solucionado otro error por el cual el WiFi se desconectaba de forma automática o dejaba de funcionar.

Quizás te interese la versión 23.40.0.4 porque ofrece otro tipo de correcciones para mejorar el rendimiento y la estabilidad del dispositivo.

Cómo conseguir estas actualizaciones de los drivers de Intel

En general, los deberías tener ya en Windows Update siempre y cuando tu equipo sea compatible y son, en principio, actualizaciones opcionales. Si no es así, sigue leyendo.

Si consideras que estás experimentando errores de rendimiento con tu WiFi, o crees que tus continuas pantallas de la muerte se deben a un driver defectuoso de la propia Intel, es mejor que utilices la herramienta asistente de drivers de la propia Intel para instalar rápidamente el parche de abril.

  1. Así que simplemente dirígete al sitio web de Intel para obtener el ejecutable.
  2. Después instálalo en tu dispositivo y lo encontrarás después en la bandeja del sistema.
  3. Debes hacer clic derecho en el icono de la bandeja del sistema y darle a buscar actualizaciones.

Si lo has hecho bien se deberían empezar a instalar los nuevos drivers y otras actualizaciones de Intel, y lo mejor de todo, es que podrás reinstalarlos si lo consideras oportuno o volver a las versiones anteriores si ves que algo no funciona del todo bien.

En todo caso, si no has experimentado problemas de rendimiento del WiFi o del Bluetooth, es mejor que no te aventures con este tipo de actualizaciones opcionales.

Fuente:  Computer Hoy