Opinión

¡DESAPARECIO DERREPENTE!

Miriam Florencia L./ Guayaquil
Psicóloga y terapista familiar
Mail:miriam_florencia@yahoo.com

Alguna vez le ha pasado que usted mantiene una relación con alguien y de repente ya no sabe más de esa persona, le dejó de llamar, de visitar, sencillamente desapareció de su vida como pasa con un fantasma que lo vio y de repente ya no está más. Efectivamente, este suceso es conocido como fantasmearse, hacerse el fantasma o en inglés ghosting.

Esta actitud que aparentemente obedece a no querer enfrentar la situación trae consecuencias negativas tanto a la persona a quien se lo hacen como a la que lo hace, porque quien vive el duelo de la pérdida queda desorientada sin entender qué pasó, le invade un sentimiento de rechazo llegando a pensar que tuvo que haber hecho algo malo para que la otra persona actuara así, y por otro lado quien lo practica, llegará a experimentar en algún momento de su vida sentimientos de culpa por haber terminado así esa relación.

Es que lo más aconsejable es que toda ruptura cierre el capítulo con una conversación donde ambas personas analicen la situación y si consideran que no hay solución a sus problemas (aunque siempre las hay) tomen la decisión de separarse en paz, pero de ninguna manera es bueno desaparecer como si aquí no ha pasado nada convirtiéndose en un fantasma y desapareciendo sin dejar rastros, sin importar los sentimientos de la otra persona.

Actuar así no quiere decir de ninguna manera que no habrá dolor, pues en toda ruptura lo existe, simplemente es terminar una relación consciente de que para ellos es lo mejor, esto con el tiempo le causará menor daño a su salud emocional, pues evitará que la autoestima se vea afectada en gran manera.

El ghosting es un comportamiento negativo, lamentablemente cada día toma más fuerzas sobre todo en los adolescentes, quienes inician relaciones a través de las redes sociales, y luego se cansan o pierden el interés y simplemente desaparecen. Hay que aprender a enfrentar la situación de una manera positiva y no a través de la evasión.