Internacional

Departamento de Justicia inicia investigación por prácticas policía Baltimore

El anuncio se produce a menos de un mes de la muerte de Freddie Gray, un hombre afroamericano de 25 años debido a heridas que sufrió mientras estaba bajo custodia de la policía.

WASHINGTON. El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció una investigación sobre derechos civiles respecto a la legalidad del uso de la fuerza del departamento de policía de Baltimore y sobre si hubo “violaciones sistemáticas” o algún patrón de prácticas policiales discriminatorias.

El anuncio se produce a menos de un mes de la muerte de Freddie Gray, un hombre afroamericano de 25 años debido a heridas que sufrió mientras estaba bajo custodia de la policía.

No obstante, la investigación general al departamento no se relaciona específicamente con ese caso.

“Esta investigación empezará inmediatamente y se centrará en las acusaciones de que oficiales del Departamento de Policía de Baltimore hacen un uso de fuerza excesivo, incluyendo fuerza letal, investigaciones ilegítimas de conducta, incautaciones y arrestos, y prácticas policiales discriminatorias”, dijo la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

La fuerza letal es un nivel de fuerza intrínsecamente probable de causar una gran lesión corporal o la muerte.
Durante una conferencia de prensa, Lynch habló de las fracturadas relaciones entre los residentes de Baltimore y la policía de la ciudad.

“Pese a los progresos, quedó claro que los últimos eventos (…) causaron una erosión grave de la confianza pública”, dijo la fiscal, respecto a los eventos que rodearon la muerte de Gray.

La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, pidió al Departamento de Justicia de Estados Unidos que investigue al departamento de policía local por violaciones a los derechos civiles.

Gray fue arrestado el 12 de abril cuando huía de la policía. Lo trasladaron en camioneta a una comisaría y sufrió una lesión en la columna vertebral mientras estaba en custodia, que le provocó la muerte una semana después.

El hecho provocó protestas, incendios y saqueos en la ciudad de población mayoritariamente afroamericana. (Reuters/ La Nación)