Internacional

Denuncian desaparición de maestros mexicanos y abusos tras choque con Policía

El integrante de la comisión política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del estado de Guerrero (Ceteg) Manuel Salvador Rosas dijo que preparan una denuncia por los casos.

MÉXICO. Maestros mexicanos denunciaron la desaparición de doce de sus compañeros y la violación de cuatro mujeres tras el enfrentamiento que protagonizaron el martes pasado con policías en el puerto Acapulco, en el que murió una persona y una docena resultaron heridas.

“Ahora ya no son sólo los 43 (desaparecidos en la ciudad de Iguala). De la represión (del martes) a la fecha aún tenemos 12 compañeros maestros que no aparecen, no están ni en su casa, no están detenidos”, indicó a Radio Fórmula.
Sobre las mujeres violadas, dijo que estas fueron detenidas, subidas a camionetas y abusadas sexualmente por miembros de la Policía Federal en callejones oscuros.
“Cuatro maestras aseguran haber sido violadas en el momento de la represión”, afirmó el dirigente, quien agregó que una de ellas “todavía está internada en el hospital”.

Rosas también negó que la causa de la muerte del maestro jubilado Claudio Castillo, de 65 años, sea atropellamiento, como sostiene el Gobierno federal, e insistió en que la víctima recibió golpes de parte de agentes policiales.
“Él estaba (…) al enfrente (de la manifestación), con el aparato de sonido, en ningún momento se baja de la camioneta, a él lo baja la Policía Federal y lo golpea; era una persona discapacitada, no podía desplazarse por sí mismo”, afirmó.

El martes, después de un bloqueo de varias horas de la vía que conduce hacia el aeropuerto de Acapulco y de un infructuoso diálogo con las autoridades, un grupo de manifestantes empujó un autobús contra la valla de agentes federales que resguardaban el acceso a la terminal aérea.

Los agentes respondieron a la agresión con el uso de garrotes y gas lacrimógeno contra los manifestantes, lo que derivó en un enfrentamiento en el que los maestros utilizaron palos, tubos y piedras.

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo hoy que con el autobús no sólo se agredió a los policías, sino a un grupo de los manifestantes en el que había mujeres y niños, y que se investiga si la muerte de Castillo está vinculada con esa unidad.
Durante el enfrentamiento fueron detenidos más de un centenar de maestros, de los cuales 99 fueron liberados el miércoles y ocho fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

La Ceteg ha realizado numerosas manifestaciones, algunas de ellas violentas, en contra de la reforma educativa promulgada en 2013, que eliminó privilegios de las agrupaciones gremiales. (Efe/ La Nación)