Deportes

Dembelé por Neymar

No hay otro Neymar en el mercado

BARCELONA.  Hay consenso. Dembélé será la réplica al fichaje de los tiempos, el ’11’ blaugrana la próxima temporada si el Barça sabe respetar e ir de la mano del BVB. Ambos clubes negocian desde tiempo atrás porque el futbolista, incluso con Neymar, encajaba pero el Barça no tenía margen ni para el traspaso ni para su salario. El Borussia, con una tasación de cien millones para sentarse a negociar, bloqueaba la operación, pero el fichaje de los tiempos permite que haya “luz verde” para que Dembélé sea blaugrana. Código uno, alerta máxima. Comienza una nueva guerra.

No hay otro Neymar en el mercado. No. “O craque” es un número diez indiscutible así que el análisis lógico pasa por buscar un futbolista que tenga las características que convertían a Neymar en básico y fundamental en el juego de ataque blaugrana. Uno para uno, capacidad para superar por derecha e izquierda, velocidad en la conducción y capacidad para asistir. Además de buscar jugador que defienda, sin privilegios y con disciplina para seguir la pauta marcada por el entrenador. Dembélé cumple con el perfil y no hay otro en la lista. Sólo él.

Messi por dentro

Un especialista. Eso es lo que fichará el Barça. Y Dembélé era el número uno de la lista de refuerzos de la dirección deportiva ya que en la idea de Valverde está la variante 1-4-2-3-1 con Messi por dentro y dos extremos capaces de superar a su marcador en el uno contra uno. De ahí las reticencias con Deulofeu y su cláusula raquítica. La idea era mantener a Neymar, traer a Dembélé y darle libertad a Deulofeu para elegir. Tras el adiós de Neymar, fichaje de Dembélé y negociación para renovar a Deulofeu con una cláusula acorde.

El otro nombre propio

Dembélé bien pudo ser Mbappé. Ambos compitieron por ser el jugador revelación de la pasada Champions. Verticales, diablos en carrera y con un cambio de ritmo facilitador. Ambos llegaron en empate técnico al duelo de cuartos de final de la pasada Champions. Mbappé se había salido contra el City, con espacios y a la contra, para comenzar a llamar la atención a los más despistados mientras que Dembélé era el mejor debutante de la competición hasta que llegó un duelo que nunca debió jugarse por el ataque al autobús del Borussia. Ousmane Dembéle, recuerden su nombre. (MARCA/LA NACIÓN)