Internacional

Delegación de legisladores estadounidenses llega a Taiwán

Una delegación de parlamentarios estadounidenses arribó este domingo por sorpresa a Taipéi (Taiwán), para una visita de dos días durante la cual se reunirán con la presidenta Tsai Ing-wen, en la segunda aparición de autoridades de Estados Unidos de alto nivel en la isla, en medio de continuas tensiones militares con China, que considera a Taiwán una provincia rebelde.

La embajada de facto de Estados Unidos en Taipéi informó que la delegación es encabezada por el senador demócrata Ed Markey, quien es acompañado por otros cuatro legisladores en lo que ha sido descrito como un viaje con más escalas por la región del Indo-Pacífico. Los otros congresistas son el republicano Aumua Amata Coleman Radewagen, y los demócratas John Garamendi, Alan Lowenthal y Don Beyer.

La oficina presidencial taiwanesa confirmó que el encuentro con Tsai tendrá lugar la mañana del lunes. “Especialmente en momentos en que China aumenta las tensiones en el estrecho de Taiwán con ejercicios militares, la visita a Taiwán de la delegación encabezada por Markey demuestra una vez más el firme respaldo del congreso de Estados Unidos con el país”, dijo la mandataria en un comunicado.

Hablar de diversas materias
El Ministerio de Exteriores taiwanés publicó una fotografía del grupo en el aeropuerto de Songshan, tras haber aterrizado en un avión de transporte de la Fuerza Aérea estadounidense. Se espera que la delegación discuta con las autoridades locales sobre seguridad regional, comercio, inversiones y las relaciones entre la isla y Estados Unidos. El viaje ocurre solo 12 días después de la visita de Nancy Pelosi, que tanto malestar desató en Pekín.

China elevó las tensiones militares, llegando a amenazar con derribar el avión de Pelosi. Finalmente realizó ejercicios con fuego real y simuló una invasión que, en la práctica, aislaron por mar y aire a Taiwán. Pekín considera que Taiwán es parte de su territorio, y ha dicho en numerosas oportunidades que espera tomar el control aunque sea por la fuerza.

Fuente: dw.com