Actualidad

Delegación alemana investigará en Ecuador sobre prófugos nazis

El objetivo de estas diligencias previas debe ser el hallazgo y valoración de documentos sobre criminales nazis huidos, indicó la embajada de Ecuador.

BERLÍN. Un fiscal y un comisario alemanes viajarán en breve a Ecuador en busca de información relativa a la posible fuga de criminales nazis al país latinoamericano, informó ayer en un comunicado la embajada ecuatoriana en Berlín.

El fiscal Kurt Schrimm y el comisario jefe del departamento de lo criminal, Uwe Steinz, pretenden con su visita “obtener acceso a documentos, registros y archivos” que ratifiquen la nueva información en su poder y la amplíen.

El viaje, que cuenta con el apoyo diplomático de Ecuador, se produce a petición de la alemana Oficina Central para el Seguimiento de los Crímenes Nacionalsocialistas, que recientemente ha obtenido nuevos datos sobre la huida de dirigentes nazis a Ecuador, según la nota.

Este organismo público transmitió entonces la información a la fiscalía estatal, que consideró que el desplazamiento era preciso para establecer si se debe abrir un proceso legal.

La visita se realizará “en breve”, según la embajada, que no concretó las fechas del viaje pero destacó que “el factor temporal” juega un “importante papel” en este caso.

La Oficina Central de Investigación sobre Crímenes Nazis fue fundada en 1958, trece años después del fin de la II Guerra, y entonces la “voluntad” de llevar ante la justicia a ex nazis se extendía, estima Schrimm, a un 50 % del estamento político.

Desde su fundación ha abierto investigaciones sobre unos 105.000 sospechosos, de los cuales cerca de 6.500 acabaron ante la justicia, lo que es un balance “para nada frustrante”, dice Schrimm.

Tanto el embajador de Ecuador en Berlín, Jorge Jurado, como el cónsul honorario alemán en Quito, Siegfried Rapp, han mediado para hacer posible el desplazamiento del fiscal y el comisario.

Jurado aseguró que Ecuador apoya a la oficina central en sus labores y destacó, en este sentido que ha concedido “los permisos” precisos para “el acceso a todos los archivos necesarios”. (Efe/La Nación)