Ciencia

Del plátano verde se obtiene harina apta para diabéticos

El almidón que tiene se comporta como si fuera una fibra, lo que reduce el colesterol

ESPAÑA .Los plátanos verdes que se cultivan en el archipiélago de Canarias (España) son la materia prima para la elaboración de una esponjosa harina con la que se puede hacer galletas, bizcochos y magdalenas para celíacos, ya que no tiene gluten, y también es apta para diabéticos.

 Los plátanos con los que se prepara esta harina son frutas sin madurar, aún verdes, que no cumplen con la norma de calidad por su aspecto y suelen destinarse en la mayoría de las ocasiones para la alimentación de ganado o compostaje, explicó la científica del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, Ana Piedra-Buena.

 Esta harina, además, contiene muy buenos niveles de potasio y magnesio, importantes para el funcionamiento muscular, lo que la hace atractiva para otro tipo de consumidores, como los deportistas y los niños.

 El almidón que tiene, de lenta absorción, se comporta como si fuera una fibra, lo que reduce el colesterol y previene las enfermedades cardiovasculares, destacó la investigadora, quien dijo que la harina ha tenido muy buen comportamiento sobre todo en la elaboración de repostería.

 En la fabricación de los panes hay que combinarlas con otras harinas y aún queda por probarla en masas de pizza y en pasta.

 El proceso para obtener la harina es muy sencillo: primero se le quita al plátano la cáscara para ponerlo en remojo antes de deshidratarlo hasta eliminar completamente el agua, lo que tarda en torno a unas 16 horas.

 Una vez seca, la fruta se tritura en un molino para obtener la harina libre de gluten  que posteriormente se utiliza para elaborar cualquier postre, explicó Gloria Lobo, otra de las científicas del proyecto y también del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias.

 Una de las personas que ya ha probado esta harina es José Luis Iglesias, portavoz de la Asociación de Celíacos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, quien la describe como un producto muy similar a la harina con gluten.

 Resaltó que se trata de un producto de calidad que ha sido bien acogido por los celíacos que la han degustado en repostería y también, curiosamente, por los turistas que visitan Canarias.

 Los visitantes extranjeros valoran este producto, al ser algo diferente que no habían probado antes y que tiene un ligero sabor a plátano, señala el portavoz de la Asociación de Celíacos, que ha participado en este proyecto dando a probar el producto.

 “El celíaco dice que es maravilloso en comparación a las magdalenas elaboradas a partir de otras harinas sin gluten que ha probado”, asevera el portavoz de la asociación, interesada en que este producto llegue pronto a los consumidores. (Internet/ La Nación)