Opinión

Deje su auto en casa

Carros se seguirán produciendo y comprando y las calles continuarán llenándose. ¿En la sin salida?

En el Valle de Aburrá cada vez es más difícil la movilidad fluida, así se vaya en transporte público.

Al menos 40 % de las vías, y podría ser hasta el 70 % (en algunos sectores es casi el 100 %) permanecen ocupadas por autos estacionados, dice la Secretaría de Movilidad. Particulares que se adueñan del espacio de todos (a pesar de que aunque circulen más de un millón de vehículos, es solo la tercera parte de la población humana).

Entre las soluciones parciales se plantea la construcción de parqueaderos subterráneos cerca a estaciones del transporte masivo. Puede ser conveniente, pero también es un estímulo a mantener las calles atestadas de autos circulando.

En diferentes áreas, comerciales y de uso mixto se establecen parquímetros, que igualmente congestionan y dificultan el tránsito vehicular.

Pero esto ni se acepta. Véase la reacción molesta de quienes se sienten ‘perjudicados’ porque se comenzará a cobrar en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot. ¿Por qué? Porque quien tiene auto se cree con derecho a poseer un pedazo de calle también y, con seguridad, comenzarán a estacionar en los barrios vecinos para evitar el cobro.

Es nuestra cultura. Si por ejemplo los escobitas de Empresas Varias dejaran de barrer durante una semana, esta ciudad luciría sucia porque a pesar de todo seguimos siendo desconsiderados. Tiremos porque otros barren. Y así sucede con la movilidad en vehículos particulares.

La Secretaría adelanta operativos continuos para inmovilizar autos mal estacionados, pero los resultados son mínimos. Está muy enraizado el creerse dueño del espacio público. ¿Entonces qué? Ni tránsito fluido por la cantidad de vehículos en circulación y apoderados de las calles ni soluciones a la vista para un problema que se agrava cada año.

Tarifas de estacionamiento caras proponen algunos. ¿Será? Igualmente parece un remedio parcial.

Falta que las alcaldías y el Área Metropolitana se le metan a la situación de frente, con medidas coherentes, articuladas y firmes, incluyendo el desestímulo real del vehículo particular y campañas ciudadanas intensas. Hasta ahora todo ha sido tímido, demasiado tímido. inconexo.

Maullido: ¿qué pasó con el estudio de Área Metropolitana sobre daños en la salud por la mala calidad del aire? ¿Lo engavetaron?

Autor: Ramiro Velásquez Gómez,Colombia.