Opinión

Declaración impertinente…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

 

La señora Ministro del Interior, acaba de declarar, que fenecido el plazo del «estado de excepción» el 8 de Abril, no se puede decretar otro «estado de excepción», y por lo tanto los municipios tendrán que colaborar con sus contingentes, en el tema de la inseguridad…

Ciertamente que la SEGURIDAD, es un tema que nos involucra a todos, y por lo tanto cada quien debe colaborar en esta guerra permanente, con todo aquello que podamos ofrecer.

Los Municipios, la empresa privada, las compañías de seguridad, la ciudadanía, etcétera, pero es al Gobierno, a quien, de manera obligatoria e inexcusable, a quien corresponde garantizar nuestra seguridad e integridad.

Por aquello, agilitar los permisos de porte y tenencia legal de armas, es fundamental y prioritario, porque salir con las manos y la lengua, como únicas armas para hacerle frente a los criminales, sería estúpido y suicida.

Al parecer la ministra ocupada en sus obligaciones, no se enteró, que la Corte Constitucional, acabó en días pasados de resolver, que no se necesita de declaración del «ESTADO de EXCEPCIÓN», para que las Fuerzas Armadas participen, colaboren, apoyen a la Policía Nacional, como parte de sus tareas específicas y misión constitucional, de garantizar la integridad, seguridad y soberanía del Estado y de sus ciudadanos.

Por aquello me parece irresponsable, o quizás intentan desde ya crear una excusa, ante el rebrote de la violencia y de los sicariatos, extorsiones, y otros delitos, estás declaraciones del día de hoy, lo que debería provocar es, un profundo análisis de las causas de esta situación, que desde mi visión son debidas a una mala conducción de las estrategias, tácticas y operaciones militares y policiales, de parte del alto mando y principales estrategas.

Urge por lo tanto remover al mando militar y policial, ante los flojos y pobres resultados, acá no nos pueden engañar, con falsa o dudosa información, de miles de operaciones, miles de capturados, cuando la percepción actual y los hechos, es que estamos nuevamente viviendo en aquel escenario de: sálvese quien pueda…

Presidente Noboa Azín, no pierda tiempo, mande a su casa a todos aquellos ineptos, que por culpa de su inoperancia y figureteo, nuevamente gente inocente muere en las calles, nos roban, secuestran y ponen en grave riesgo, su reelección y su gestión como Presidente de la República.

Actúe sin importar vínculos de amistad y/o cualquier otra situación, su compromiso y lealtad es con la Patria y nosotros el PUEBLO, demandamos por lo menos en materia de inseguridad: RESULTADOS y GARANTÍAS.

Semper Fi.