Tecnociencia

Decenas de mujeres se están quedando embarazadas por sorpresa. Ozempic es el principal sospechoso

  • Personas con problemas de fertilidad o que utilizan anticonceptivos están reportando embarazos inesperados

  • El fármaco no debe ser utilizado para potenciar la fertilidad por sus contraindicaciones

 

Pocas veces un medicamento da tanto de qué hablar como Ozempic. Este tratamiento para la diabetes tipo 2 basado en la semaglutida alcanzó la popularidad reconvertido en fármaco para perder peso. Ahora algunas usuarias han comenzado a reportar otro efecto secundario inesperado: fertilidad.

Ozempic babiesNumerosas mujeres en todo el mundo han reportado ya embarazos insospechados, vinculados aparentemente al consumo de semaglutida, el fármaco más conocido por sus nombres comerciales Ozempic y Wegovy. Tanto que el término “bebés Ozempic” (Ozempic babies) ha comenzado a popularizarse para referirse a estos embarazos.

Se trata de mujeres que bien utilizaban anticonceptivos, bien tenían problemas de infertilidad. Según relatan en redes sociales y algunos medios, tras iniciar un tratamiento con Ozempic o fármacos similares, se quedaron embarazadas.

La cuestión ha llamado la atención de numerosos expertos, además de quienes trabajan monitorizando los efectos secundarios de los tratamientos ya aprobados. El problema del hecho de que Ozempic es un tratamiento contraindicado para embarazadas y quienes buscan estarlo.

Ozempic. La semaglutida, para quien no esté familiarizado aún con este fármaco, es un antagonista de los receptores GLP-1 (péptido similar al glucagón tipo 1) desarrollado por la farmacéutica danesa Novo Nordisk como tratamiento contra la diabetes tipo 2.

El tratamiento ganó fama cuando convirtió uno de sus efectos secundarios en una nueva aplicación. Y es que los usuarios de este reportaban pérdida de apetito (además de otros síntomas gastrointestinales como náuseas) y de peso.

La popularidad de este tratamiento también ha aflorado algunos posibles efectos secundarios estudiados por las autoridades sanitarias. Un ejemplo de posibles nuevos efectos es la pérdida de cabello, pero ahora puede haber más.

Comprendiendo el mecanismo. Según explican los investigadores médicos Karin Hammarberg y Robert Norman en un artículo en The Conversation, existe un vínculo entre fertilidad por un lado, y obesidad y diabetes por otro. Los índices de masa corporal altos han sido vinculados a problemas para concebir e incluso para ovular.

La diabetes tipo 2 también ha sido vinculada con el síndrome de ovarios poliquísticos (PCOS) y éste a menudo resulta en un mayor aumento de peso y dificultades a la hora de quedarse embarazada.

El fenómeno también podría afectar a los hombres, explican, ya que tanto diabetes como obesidad pueden tener efectos negativos en la fertilidad masculina.

Fuente:  XATAKA