Internacional

Decenas de miles de trabajadores de Verizon se declaran en huelga

La protesta afecta a siete estados de la costa este de Estados Unidos.

NUEVA YORK. Unos 40.000 trabajadores del grupo de telecomunicaciones estadounidense Verizon, según fuentes sindicales, se declararon hoy en huelga en protesta por la pérdida de empleos y el uso de trabajadores externos para algunos de sus servicios.

La huelga, que se concentra en el área principal de influencia de Verizon, en la costa este de Estados Unidos, comenzó a partir de las 6.00 hora local (10.00 GMT) y está apoyada por dos organizaciones gremiales del sector.

Tuvo un impacto especial en Nueva York, la sede de la más importante firma de telecomunicaciones del país, y el conflicto quedó en medio de la campaña electoral con vistas a las elecciones internas que se celebrarán en el estado el próximo 19 de abril.

Mientras el aspirante presidencial demócrata Bernie Sanders, a quien respalda el sindicato CWA, se sumó a una de las protestas sindicales, su rival en el mismo partido, Hillary Clinton, lamentó que se hayan roto las negociaciones entre los trabajadores y la empresa.

Según el mayor sindicato convocante de la protesta, los Trabajadores de Comunicaciones de EE.UU. (CWA, en inglés), las conversaciones con la patronal se habían prolongado por diez meses y han quedado rotas por la falta de avances.

Entre las quejas que plantean los trabajadores figura el hecho de que Verizon haya desplazado a México, Filipinas y otros países servicios que se prestaban en EE.UU.

«Por años, Verizon ha venido reduciendo su personal vital, en cerca del 40 % desde hace una década, y no ha cumplido con la necesidad de contratar el personal necesario para desempeñar apropiadamente el servicio», dice el CWA en la convocatoria.

También sostiene que más de 5.000 trabajadores han comenzado a operar para la compañía en México, Filipinas y la República Dominicana en la prestación de servicios al cliente.

Unido a ello, Verizon está «expandiendo dramáticamente» el recurso a terceras empresas para la prestación de servicios, agrega el sindicato, que recuerda que el año pasado el grupo reportó unos beneficios netos de 18.000 millones de dólares.

La empresa lamentó hoy que los sindicatos hayan convocado esta huelga «a pesar de los esfuerzos de buena fe» hechos por la dirección y su propuesta para subir salarios y la prestación de otras ventajas laborales.

«Desafortunadamente, los dirigentes sindicales tienen su propia agenda anclada en el pasado y están ignorando las realidades digitales», afirmó en el comunicado el máximo directivo administrativo de Verizon, Marc Reed.

Bernie Sanders, que al igual que Hillary Clinton estaba de campaña electoral hoy en Nueva York, se unió a un piquete sindical en el distrito de Brooklyn para dar ánimos a los trabajadores.

«Gracias por su valentía para reclamar justicia contra la avaricia corporativa», afirmó Sanders, quien estaba rodeado de trabajadores de la firma y una nube de periodistas.

El sindicato CWA había expresado previamente su respaldo a las aspiraciones de Sanders para llegar a la Casa Blanca.

Clinton, por su parte, dio a conocer un comunicado en el que se muestra decepcionada por el hecho de que se hayan roto las conversaciones y pidió a la empresa «que vuelva a la mesa de negociaciones con una oferta justa para los trabajadores».

Pero también responsabilizó a la compañía de «tercerizar más y más empleos» e insistió en la necesidad de proteger a las clases medias estadounidenses con buenos salarios» y otros beneficios salariales.

La protesta afecta a siete estados de la costa este de Estados Unidos.

Verizon opera servicios telefonía móvil y fija y enlaces de internet, entre otros servicios. Hace un año anunció la venta de sus operaciones de telefonía fija en los estados de California, Florida y Texas, con el fin de concentrarse en la costa este. (EFE/La Nación)