Economía

Débil creación de empleo en septiembre en EEUU complica decisión sobre tipos

La debilidad de la creación de empleo en septiembre complica la decisión que debe tomar la Fed sobre la esperada subida de los tipos de interés de referencia, la primera desde 2006.

WASHINGTON. El desempleo en Estados Unidos se mantuvo en el 5,1 % en septiembre, pero la creación de empleo fue decepcionante por segundo mes consecutivo, lo que complica el panorama a la Reserva Federal (Fed) ante su declarada intención de subir los tipos de interés de referencia antes de final de año.

Según informó hoy el Gobierno, la tasa de desempleo no varió en septiembre con respecto a agosto y sigue siendo la más baja desde abril de 2008, pero la economía estadounidense acumula dos meses con una generación de nuevos puestos de trabajo inferior a las expectativas.

En septiembre se crearon 142.000 empleos, por debajo de los alrededor de 200.000 estimados, de acuerdo con el informe del Departamento de Trabajo.

Además, se revisó a la baja la cifra de empleos creados en agosto, desde los 173.000 calculados inicialmente a 136.000, y la de julio, desde los 245.000 a 223.000.

En total, en julio y agosto la economía estadounidense generó 59.000 empleos menos de lo estimado en un principio, lo que certifica la ralentización de la contratación frente a la primera mitad del año y a lo ocurrido en 2014.

Hasta septiembre, la economía creó un promedio de 198.000 empleos por mes, comparado con una media mensual de 260.000 en 2014.

El mes pasado hubo ganancias de empleos en los sectores sanitario (34.000), de servicios profesionales y de negocios (31.000), y comercio minorista (24.000), frente a pérdidas en el minero (10.000).

Otro dato decepcionante del informe de septiembre fue la bajada al 62,4 % del número de estadounidenses que participan en la fuerza laboral, con lo que quedó en el menor nivel desde finales de 1977 y sugiere que muchos ciudadanos han dejado de buscar activamente empleo.

En cuanto a los salarios por hora, quedaron en septiembre en un promedio de 25,09 dólares y han aumentado un 2,2 % durante los últimos doce meses.

En un comunicado, el principal asesor económico de la Casa Blanca, Jason Furman, sostuvo que “la desaceleración del crecimiento en el extranjero y las turbulencias financieras globales han pesado sobre la actividad económica” en EE.UU.

No obstante, Furman destacó que el sector privado estadounidense ha añadido 13,2 millones de puestos de trabajo durante 67 meses consecutivos de crecimiento, lo que supone la racha “más larga” de la historia.

La debilidad de la creación de empleo en septiembre complica la decisión que debe tomar la Fed sobre la esperada subida de los tipos de interés de referencia, la primera desde 2006.

En sus últimas intervenciones, la presidenta del banco central estadounidense, Janet Yellen, indicó que esa subida tendría lugar antes de que concluya el año, pese a la volatilidad económica global y a que la inflación en EE.UU. sigue demasiado baja.

En su reunión de mediados de septiembre, la Fed optó por la cautela y aplazó la subida de tipos, que se mantienen entre el 0 % y 0,25 % desde finales de 2008, ante los acontecimientos observados en la economía global, en particular la ralentización en China.

Tras conocerse el informe sobre el empleo en septiembre, Wall Street abrió hoy con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba un 1,58 % al inicio de las contrataciones. (Efe/La Nación)