Opinión

¿DEBERIAMOS TENER Y SENTIR VERGUENZA DE LOS POLÍTICOS ECUATORIANOS…?

María Elena Gómez de Reshuan/Guayaquil

 

Lamentablemente está muy de moda, armar partidos políticos con fines meramente económicos y de poder.

Pero estos fines políticos van más allá de lo económico y de poder, van con la idea de destruir y llevar al caos, a un hermoso país, como lo es, el nuestro, ECUADOR.

Y como es que nuestro país y nuestros nobles pueblos, han llegado a límites de corrupción, no imaginados.

Y porqué, sucede esto, por el trabajo de todos aquellos políticos corruptos, que han intentado llevar al país a una lógica de comodidad y confort, idea falsa y mentirosa, proveniente de gobiernos populistas/socialistas, que a lo único que conducen es al caos y a la destrucción de una sociedad democrática, fácilmente comprobable, solo mirando Cuba, Venezuela y demás países destruidos, por una falsa ideología.

Al niño, al hombre, al pueblo, edúcalo, enséñale a pescar, más no a robar.

No destruyamos la inocencia, la vida de un niño por dinero, con perversión, con corrupción.

Porque sentimos vergüenza de los muchos políticos ecuatorianos, que desde dentro y fuera del Ecuador y bajo el membrete de liderazgo, manejan con grandes cantidades de dinero, robadas al Estado ecuatoriano, a personas inocentes, muy necesitadas de trabajo y bajo el poder de la necesidad, se ven obligados a trabajar, en áreas de alarma e incendio, promulgando, fomentando, atacando con noticias, interpretativas, sin pies ni cabeza, para cambiar la opinión pública a favor de cuatro interesados en seguir llenando sus propios bolsillos y destruyendo al país.

El otro día, escuchaba a uno de los tantos, auto llamados Analistas Políticos, decir que el gobierno no es bueno, porque no los ha hecho participar en el gobierno, en otras palabras, no les ha dado trabajo en puestos donde la corrupción, es el plato fuerte del día y donde seguro, seguro van a eliminar sus necesidades financieras, desde un escritorio. Porque no les gusta trabajar y no desean salir de su metro de confort. Es más fácil, decir, expresar cosas malas del gobierno, difundir la noticia y no valorar, todo lo que se ha conseguido en poco menos de 7 meses, donde el ataque interno y externo, perverso y destructor ha sido uno de los motivos de impedir retomar el control, porque la corrupción, no sólo estaba en la cúspide de la pirámide, sino que continúa en los mandos medios, que trabajan como topos, sin pensar en ellos mismos y sus descendencias y en un Ecuador con mejores días, no les interesa conscientemente. Viven en una inconsciencia de más dinero, más poder, que no llevarán a sus tumbas.

Pienso que negocio mundial del futuro, serán los BANCOS, dentro de los CAMPOSANTOS/ CEMENTERIOS. seguro, seguro, debido a la comodidad de las tumbas, la rentabilidad, será muy generosa.

Y es por ello por lo que expreso, que es realmente una vergüenza escucharlos, porque sólo hablan en negativo y no proponen una sola idea, una sola solución.

Sin darse cuenta de que las palabras tienen poder y que sus falsas predicciones, hacen mucho daño al país y a sí mismo.

Sin olvidarnos que solo hablan de lo pasado, que ya no se puede corregir, pero si se pueden generar nuevas ideas para fomentar el progreso.

Sería ideal que hablen de lo maravilloso que podría ser el Ecuador si se propone tal o cual idea, pero no lo hacen, viven perdiendo el tiempo y siguen llorando sobre la leche derramada.

Antes no comprendía el interés y el apuro político, por participar en cualquier papeleta electoral, sin importar el membrete en la camiseta.

Hoy entiendo perfectamente, que personas que estaban sumidos en la pobreza y desesperación, porque no atinaban en ningún negocio y las deudas bancarias, los acorralaban, hoy con gran sorpresa, observamos que después de un cargo público, la vida les cambia, con una gran pomposidad, que sorprende.

Y que se perdió, se perdió la dignidad de sentirse un ecuatoriano de verdad, con ese sentido de hacer patria y buscar el bienestar del pueblo, que lo eligió, pero terminan haciendo lo contrario, buscando el bienestar propio, sin importar qué pase alrededor del pueblo que lo eligió.

Que se perdió a más de la dignidad, la honorabilidad, la lealtad, la responsabilidad, la ética, se perdió la vergüenza, creció el que me importismo, ya no importa que se los llame ladrones corruptos en privado o en público.

Es acaso esto una bonita herencia, que se dejara a la descendencia.

Es acaso más importante lo material, que se enterrara en un camposanto, o es más importante lo espiritual, que es lo único verdadero que tiene el ser humano.

Hemos dejado de enseñar valores a nuestros hijos y nietos, pero los hemos llenado, los hemos inundados de cosas materiales, sin verdadero valor.

Es hora de retomar el MANUAL DE CARRENO, en todas las escuelas, colegios y universidades y en las casas también, sin olvidarnos de las entidades del Estado, sobre todo de la Asamblea.

Es hora de regalar, el libro más leído del mundo LA BIBLIA, que no es un libro religioso, es el MANUAL, si el MANUAL DE INSTRUCCIONES DEL SER HUMANO.

Comencemos a educar al niño, para evitar castigar al hombre, que hoy por hoy, sufren condenas y castigos, primero por no haber tenido la oportunidad de aprender un sencillo, pero muy importante mandamiento NO ROBARAS y no haberse aprendido otro más importante » HARAS EL BIEN SIN MIRAR A QUIEN»

Es hora de que el Ecuador y su pueblo empiecen a corregir esa mala instrucción recibida de falsos políticos oportunistas, que lo único que buscan es un puesto público, para solucionar sus finanzas personales, sus corrupciones, depravaciones y desviaciones, donde en poco tiempo su cuerpo declinara con graves dolencias y es en esos momentos, es donde recién entienden, que el dinero mal habido, no compra ni salud, ni tiempo, por el contrario la destruye, cobrándose la factura, que jamás la dejará sin pago.

Es hora de que el Presidente Daniel Noboa Azin, de las instrucciones inamovibles de comprar BIBLIAS y que estas sean repartidas a toda la población.

Que no quede un hogar en el país, sin poseer una Biblia.

Y que se entienda de una vez por todas, que la BIBLIA no es un libro religioso, como alguna vez se nos hizo creer.

Entendiendo que tenemos un Creador, al que no hay que aclamar solo en los temblores, terremotos y desgracias, sino en todo momento.

Yo empezaría mi Excelentísimo Señor Presidente Daniel Roy-Gilchrist Noboa Azin, regalando a cada uno de los Asambleístas, empezando por los funcionarios de la Asamblea, Asesores, Acólitos, chóferes y Conserjes, para que Dios los bendiga y ampare y entre en ellos el Espíritu Santo, para que realicen sus tareas, alejados del maligno y de componendas y acuerdos de destrucción.

Ya es hora de que el país reaccione y esos falsos y pagados Analistas Económicos, agachan el lomo y se pongan a trabajar y no a intentar lucrar del Estado, sin pensar en sus pueblos, que merecen una vida mejor.

Debemos tener presente, que, sin Dios, no podemos nada, con Dios lo podemos todo, siempre.