Opinión

DEBATE SIN DEBATE.

EMILIO GALLARDO GONZÁLEZ
Observatorio de Políticas Públicas Agropecuarias-OPPAGRO
emilioegallardog@gmail.com

El domingo primero de octubre, muchos ecuatorianos prestamos atención al debate presidencial. Sobre el cual podemos colegir que fue un debate sin debate; más bien, fue una exposición de ideas generales por parte de los dos candidatos.

De acuerdo con los expertos en la materia, ¨ Un debate es una técnica de comunicación que consiste en la confrontación de ideas, propuestas u opiniones diferentes sobre temas determinados. Sirve para plantear, exponer y conocer diferentes posturas y argumentaciones, existiendo continuamente un intercambio de puntos de vista¨.

Con relación a las respuestas, los candidatos no fueron claros y cayeron en retórica vacía. Esto restó transparencia a las propuestas. De igual manera, no se promovió el contraste de ideas, de argumentos y contraargumentos, que constituyen elementos importantes en las decisiones de los votantes.

Sobre el sector agrícola, dieron pincelazos sobre nociones superficiales sin mayor trascendencia. Aunque el periodo de gobierno será corto, no se avizoran reformas que, por lo menos delineen una ruta para cambios estructurales fundamentales.

Si existe coherencia, según lo expresado por los candidatos con respecto al norte ideológico de las políticas públicas en el gobierno de Luisa González, se espera una mayor intervención directa del Estado, mientras que, con Daniel Noboa, se proyectaría un gobierno orientado hacia el mercado con protección social.