Opinión

De V a V…

 

Fuente:  Perù 21

“Jaime Chincha hizo un momentáneo salto ideológico V-V en su columna: pasó de ser el vizcarrista furibundo en que lamentablemente se ha transformado, mismo Mávila, a velasquista filosófico”.

-Los rusos no han movido a Lenin de la Plaza Roja ni los taiwaneses a Chiang Kai-shek de su mausoleo. Un carnicero como Napoleón I sigue en Los Inválidos. Y en Portugal nadie habla del eterno dictador Oliveira Salazar. Esta reciente mudanza socialista del olvidado tirano Francisco Franco del Valle de los Caídos no ha sido nada más que un patético show demagógico, con helicóptero y todo. Lo más irónico es que esta payasada (y lo de Cataluña) ha terminado inflando a VOX, un partido de derecha dura algo franquistoide, para las elecciones españolas de este 10 de noviembre (“VOX se dispara”, advirtió ayer El País).

Y les apuesto que algo similar pasará en Chile: esos derechistas nostálgicos del pinochetismo (como Kast) crecerán a costa de los moderados (DC, RN), por miedo al desorden y a la violencia. En política, toda acción acarrea una reacción.

-Interesantes estas líneas de Roberto Ochoa, publicadas recientemente en nada menos que La República sobre ese documental que tanto excitó a mi vecinito y que se exhibe en los cines de Carlos Rodríguez Pastor, cuyo padre fue perseguido por Velasco y que debe de estar retorciéndose en su tumba: “Debo reconocer que La Revolución y la Tierra me desilusionó (…) Pero mi desilusión radica en que esperaba información reveladora sobre TODO el proceso de la Reforma Agraria (RAg) pero me encontré con una sobredosis de apología del velasquismo”. ¡Pero esa intoxicación funciona! Ayer mi querido colega Jaime Chincha hizo un momentáneo salto ideológico V-V en su columna: pasó de ser el vizcarrista furibundo en que lamentablemente se ha transformado, mismo Mávila, a velasquista filosófico. Incluso terminó comparando a Velasco (nuestro Hugo Chávez) con Ramón Castilla. Bien decía Piérola que este era “un país de desconcertadas gentes”. No tiene remedio…