Opinión

DE TUMBO EN TUMBO; DE DERRUMBO EN DERRUMBO O, DE ALUVIÓN EN ALUVIÓN.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

La escoba de la bruja está barriendo el Ecuador, pero no casa afuera, sino casa adentro.

Pocas noticias halagadoras consumimos la gran mayoría de ecuatorianos decepcionados por un publicitado encuentro, que lo único que ha encontrado es la fórmula para iniciar la discordia entre hermanos coterráneos cobijados bajo la misma bandera, escudo e himno nacional.

En Costa, Sierra y Oriente se repiten los mismos fenómenos y solamente la región Insular o las Islas Encantadas pasan de agache, pero en cualquier momento se podría suscitar alguna denuncia desagradable para los intereses de los habitantes del Patrimonio de la Humanidad, que no se puede escapar de las garras, del apetito burocrático y económico de los progresistas socialistas enquistados como garrapatas en los poderes públicos nacionales.

Parodiando una leyenda quiteña que dice: «¿HASTA CUÁNDO PADRE ALMEIDA?», solo nos toca actualizarla diciendo: «¿HASTA CUÁNDO NOS DESGOBIERNAS LASSO?».