Opinión

De las reformas constitucionales

 

Fuente:  La Estrella de Panamà.

El centro de las polémicas nacionales es el Proyecto de Reformas a la Constitución que el lunes 28 de octubre pasó el tercer debate en la Asamblea Nacional.

El centro de las polémicas nacionales es el Proyecto de Reformas a la Constitución que el lunes 28 de octubre pasó el tercer debate en la Asamblea Nacional. El 24 de octubre los diputados aparecen en colectivo a través de las redes sociales con una declaración que a simple vista pareciera ser muy correcta; sin embargo, el tono y la falta de pruebas, nos demuestran que esas palabras de democracia y participación del pueblo están remitidas a su autoridad, concedida por el pueblo masivamente en unas elecciones a punta de dinero.

La Constitución de la República es un documento que rige los detalles de la vida social, política y económica de todos los asociados. Para nosotros, el problema medular de la ya existente (independientemente que tenga falencias de actualizaciones por los cambios que en el mundo se han dado) es que no se cumple, de igual manera las leyes. Los resultados de la gestión de los trabajadores y sus familias en la sociedad son muy insignificantes, dado que al final la solución de las diversas confrontaciones que tienen que ver con leyes, se resuelven para el que más dinero tenga en sus arcas; y casualmente los trabajadores ni el 35 % de la población del país que está en el rango de la pobreza, no son los que podrían competir en ese nivel en que el sistema capitalista y neoliberal impone su voluntad.

Pero veamos que tan cierto son las declaraciones democráticas de los diputados y su supuesta representatividad popular:

1.- ¿Convocaron a las autoridades y líderes estudiantiles para discutir el tema que tenía que ver con ellos? Una de dos, o no lo hicieron —como efectivamente sucedió— o las autoridades universitarias entraron en un trance de locura.