Opinión

De igual a igual…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Sin importar cuál pudiese ser el resultado del partido inicial, que en pocos minutos jugaremos en este mundial de fútbol en Qatar, mis sinceras felicitaciones a todos los miembros de la selección ecuatoriana.

Hemos superado la barrera del tercermundismo, de los complejos de inferioridad, de que no podemos, que los otros son potencia y con gran historia, y demás pelotudeces que intentan disminuir nuestro potencial y desde ya justificar bajo rendimiento, eliminación o cualquier excusa.

Estamos en el mundial porque hubo toda una campaña, en que como equipo alcanzamos el objetivo, los jugadores y el cuerpo técnico se entregaron para darnos la satisfacción de participar y eso desde mi visión, es estar de igual a igual con los mejores, porque nadie nos ha regalado gratuitamente nada.

Esto no es cuestión de fanáticos o ser incondicionales, es mirar con objetividad, que nada se consigue sin cumplir procesos, hay que tener liderazgos y carácter para exigir resultados y acá no funciona, que yo soy el mejor, el más guapo, el amigo del bigotón o del prófugo, si no rindes estás fuera y no eres convocado.

La campaña infame internacional, de que nos han ofrecido millones de dólares para perder, resulta una indigna campaña sucia en la que nuestra dignidad como ecuatorianos, está en entredicho y por aquello, esos noventa minutos los jugadores tendrán que dejar en la cancha todo para que nuestra selección les dé en la boca a todos esos jetones miserables, que han pretendido ofender a todos los ecuatorianos con tremenda injuria y calumnias.

Adelante muchachos, hoy todos somos la selección y me siento enormemente orgulloso de estar en la vitrina del mundo, y desde ya espiritualmente todos los ecuatorianos en el mundo gritaremos: ¡viva Ecuador carajo!

Semper Fi.