Deportes

De Felippe: Ilusionado en hacer historia con Emelec

El técnico argentino espera logran grandes cosas con el equipo guayaquileño.

GUAYAQUIL. Omar De Felipe, entrenador argentino, resaltó que “está ilusionado en hacer historia con Emelec” y explicó que tiene una plantilla importante para logra el objetivo propuesto desde su llegada al equipo azul.

“Yo no puedo referenciar a un solo jugador, todos son importantes, trataremos de ser protagonistas. Soy un técnico que no me atrevo a hablar de un punto débil del rival, admiro el trabajo. La idea es que nosotros podamos ser protagonistas”, resaltó.

Y es que en lo futbolístico, sus respuestas reflejan la misma convicción que tenía tanto al comienzo de su carrera como cuando era entrenador del equipo de Independiente, el año pasado. Así, hablará varias veces de su “idea” dando por asumido que, a esta altura de su trayectoria, todos la conocen: arriesgar en la salida, hacer un culto de la posesión, presionar alto y, sobre todo, jamás resignar el protagonismo.

“De a poco van asimilando lo que queremos, es bueno ver que tuvimos chances de marcar. Estamos puliendo nuestras virtudes. El equipo ha tenido paciencia y está encaminado muy bien. Tenemos objetivos claros”

Lo de la convicción también aplica a lo personal. Así, confiesa que, desde su llagada al banquillo de Emelec, a mediados de marzo, esa actitud (paciencia) permitió que exista un equilibrio en todas las líneas del campo (defensas, volantes y delanteros). “A veces, cuando salimos jugando desde el fondo, mucha gente se impacienta, pero este equipo te lastima cuando te equivocas”, argumentó De Felippe.

Eso tal vez lo aprendió de la guerra. De Felippe, quien acabó de cumplir 53, el ex jugador de Huracán aún siente en la piel los gritos, los ruidos de la guerra, así lo narró para una entrevista que le realizó el portal Cancha Llena de Argentina. Él fue un excombatiente de Malvinas. “Estaba sentado, rezando para que no cayera una bomba”, rememoró; también, explicó cómo se acostumbró al horror: “Ves morir a alguien y es como que no hubiera pasado nada”

¿Cómo se hace para ver morir a un compañero y seguir? ¿Para no comer y sacar energía de donde no la hay? ¿Para qué nada te afecte? Para De Felippe, la respuesta es una sola: “Mecanismos de defensa”. Y explica: “Te vas endureciendo de tal manera que sólo te preocupas por tu grupo, que son 4 o 5 personas. Todo se hace más duro. Y vos te endureces tanto que por ahí ves morir a alguien y es como que no hubiera pasado nada. Creas mecanismos de defensa y no hay nada que te pueda alterar tu pensamiento y tu supervivencia. Miras las cosas y no te penetran”.

Por ello, el ex combatiente y actual entrenador del Ballet ‘azul’ recalcó que más allá de lo familiar, el fútbol le salvó la vida. “No sé si habré tenido las condiciones suficientes para ser jugador, pero Huracán me había evaluado mucho tiempo. Tan bueno no era porque no jugué en ninguna selección, pero me ayudó a encarrilarme en la vida. Me dio la posibilidad de poder ser una persona normal, como cualquiera, sin olvidar que me tocó estar en una guerra, de la cual tengo mucho orgullo de haber estado”. (DO/La Nación)