Opinión

¿DE DONDE PROVIENE SU CONSEJO?

Miriam Florencia L./ Guayaquil

Psicóloga y terapista familiar
miriam_florencia@yahoo.com

En algún momento de nuestras vidas todos hemos necesitado un consejo y hemos buscado a alguien para pedírselo, en otras ocasiones lo hemos recibido sin haberlo pedido, pero lo importante es preguntarse si la persona que lo está proporcionando está lo suficientemente calificada para darlo.

Es necesario hacerse esta pregunta, porque en el mundo existe personas que miran la vida desde un punto de vista positivo y otras desde un punto de vista negativo o basadas en sus propias experiencias, de esta manera, si la experiencia de vida no ha sido muy exitosa, con seguridad el consejo que le pueda proporcionar dicha persona no va a ser el mejor y por el contrario, si quien le está dando el consejo ha vivido experiencias similares a las que usted está viviendo y las ha resuelto de una manera no tan dañina para nadie entonces es muy probable que ese consejo sea bueno para usted.

Con lo anteriormente mencionado es recomendable rodearse siempre de personas que ven la vida desde una perspectiva positiva, personas que ven un fracaso como una oportunidad para crecer y recomenzar, más no para quedarse postrada de por vida en un mar de lamentaciones y de auto compasión.

Contar con un buen consejero, con una persona que le pueda ayudar a encontrar su camino es una bendición, por eso le animo a buscar a esa persona si aún no cuenta con ella, apártese sin necesidad de confrontar de aquellas personas que solo se andan lamentando y que en algún momento le roban toda su energía y rodéese de aquellas que tienen algo bueno que aportar a su vida.