Economía

Daños en la cárcel de Ambato durante el motín de enero asciende a los 100 mil dólares

Los destrozos dejados por los presos durante el motín de enero en la cárcel de Ambato dejaron daños por alrededor de 100 mil dólares.

Han pasado poco más de cinco meses desde que los presos de la cárcel de Ambato realizaron el último motín antes de que el presidente de la República, Daniel Noboa, decretara el estado de conflicto interno en el país. En esos días los daños que se causaron dentro del centro carcelario asciende a los 100 mil dólares.

En un operativo conjunto, el sábado 13 de enero, entre la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas se logró la recuperación del control del centro penitenciario.

En los cinco días que los reos tuvieron bajo su control la cárcel causaron un sinnúmero de daños dentro de las instalaciones.

Desde ese momento los familiares de los reclusos tuvieron varias inquietudes respecto a su estado de salud, así como si estaban siendo o no alimentados.

Frente a ese temor, a finales de enero, el gobernador de Tungurahua, Santiago Vargas, reconoció que sí existió un pequeño inconveniente con la alimentación el primer y segundo día luego de recuperar el control de la cárcel, esto fue porque “a la empresa que se encarga de la alimentación le destruyeron todo internamente y hasta evaluar los daños ellos suspendieron la alimentación”. Sin embargo, recalcó que en ningún momento los presos se quedaron sin alimentos.

Pérdidas en la revuelta

Actualmente Mario Muñoz, director de la cárcel de Ambato, dio a conocer que en los cinco días de revuelta penitenciaria la destrucción fue tanta que las pérdidas ascendieron a 100 mil dólares.

La toma de la cárcel de Ambato se dio entre el 8 y el 13 de enero de 2024.

“Los daños se causaron en todas las áreas, por lo que se ha trabajado en conjunto con personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para poder retomar de a poco la normalidad en el lugar”, dijo el funcionario.

Añadió que ya se envió la documentación necesaria para que desde el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) pueda hacer efectivas la pólizas con las que cuenta en este tipo de casos.

Se retoman otros servicios

Adicionalmente Muñoz mencionó que en Ambato está garantizadas las tres comidas diarias de los presos y que el proveedor der servicio aquí en la ciudad no tiene nada que ver con el escándalo nacional que salió a la luz a inicios de mes.

Desde la Secretaría Jurídica de la Presidencia, el 2 de mayo, se presentó un pedido a la Fiscalía para que investigue a la empresa Lafattoria S.A., que desde hace más de una década da el servicio de alimentación en las cárceles del país y el Gobierno sospecha que la empresa tendría vínculos con el crimen organizado.

“Aquí es una empresa diferente, por eso nosotros en todo momento hemos  garantizado el derecho a la alimentación de los privados de la libertad», recalcó Muñoz.

Mencionó que entre los otros derechos que se le garantizan a los presos está la visita y comunicación con sus abogados, quienes a través de los procesos, pueden visitarlos para tratar sus asuntos legales.

Del mismo modo los reos tienen acceso, a través de una tarjeta, a comunicación con sus familiares para que puedan conocer cómo se encuentran.

Finalmente, Muñoz señaló que se está trabajando para garantizar el buen estado de los 800 presos al interior de la cárcel de Ambato cuando su capacidad es para 400 personas, por lo que “estamos haciendo todo el trabajo necesario para garantizar los derechos que tienen las personas privadas de su libertad”. (NVP)