Actualidad

Daniel Noboa renuncia a la tregua y ataca a sus adversarios

En 42 días de mandato, el presidente de la República, Daniel Noboa, dejó a un lado su espíritu conciliador y atacó a sus detractores, en especial a María Paula Romo, a quien la comparó con un Pokémon.

Se acabó la compostura. El presidente de la República, Daniel Noboa, renunció a la tregua política que enarboló en la campaña y descargó su malestar contra sus adversarios políticos que han cuestionado su gestión, en especial su propuesta de consulta popular. Noboa llegó ‘afilado’ a radio Sucre, en Guayaquil, la mañana del 4 de enero. Su rostro adusto lo delató desde que se sentó en la cabina radial. «¿Trotando esta mañana o no?», le pregunta el director Vicente Arroba.

Y el presidente recurrió al sarcasmo: «Sí, trotando desde temprano, a pesar de todos los sufridores… Si me pongo las gafas, malo; si me las quito, peor», dijo en referencia a las críticas del excandidato presidencial Jan Topic, publicadas en su cuenta de X el 2 de enero. «Les soy honesto, poco me importa el trote en la playa o las gafas en los discursos; cada uno maneja su imagen como mejor le parece. Pero, ¿la falta de rumbo?», espetó Topic.

«No hay cuña que ajuste», agregó uno de los entrevistadores, pero Noboa no se quedó atrás y respondió con sorna: «Hay otra frase similar, pero…». «¿Y cómo así se decidió por la consulta?», inquirió Arroba.

«Porque estamos jodidos con la inseguridad, querido amigo», le respondió. Fue la consulta lo que alteró el ánimo de Noboa cuando dijo al aire: «Son preguntas básicas. Estuvieron mudos algunos grupos políticos y ahora se les ocurren brillantes ideas».

«Ahora quieren mandar reformas constitucionales a la Asamblea, ahora les parece que tienen que hacer un referéndum y no una consulta popular, que tomaría más tiempo, esa parte no cuentan». Presidente Daniel Noboa

El mandatario siguió a la defensiva al referirse a la pregunta 11 sobre el funcionamiento de casinos:

«Se prevé una recaudación de más de USD 300 millones, a parte más de USD 100 millones entre las dos tasas, pero deberían ser altamente regulados, solo en hoteles y zonas turísticas», fustigó Noboa como si se tratara de una explicación para ‘dummies’.

Pero regresó a la consulta popular y advirtió que si la Asamblea no tramita lo que la ciudadanía apruebe, «serán castigados en las urnas, por las mismas personas».

«Destruye» y «Pokémon» Enseguida rebautizó al movimiento Construye, liderado por la exministra de Gobierno, María Paula Romo, con su antónimo: «Destruye», que «ya tenía las condiciones para ser eliminado como partido», sostuvo Noboa.

A Romo no le fue mejor. Noboa la comparó con un Pokémon, aquel monstruo de bolsillo de la manga japonesa.

«María Paula Romo fue presidenta de la Comisión de Justicia del correísmo, asambleísta constituyente del correísmo, de ahí traiciona al correísmo y se vuelve anticorreísta de ultra derecha… esa es una evolución increíble, un Pokémon más o menos», declaró.

«¿Construye es una piedra en el zapato?», le preguntan y Noboa responde que no tiene ninguna piedra en el zapato, «por ahí una basurita en ojo, pero me la limpio».

Para Alvarez y los «bukelelovers» 

¿Por qué no invitó al alcalde de Guayaquil, Aquiles Alvarez, a la reunión del Consejo de Seguridad en la Gobernación de Guayas?».

«Vamos separando las cosas, yo sé que es su gran amigo», le aclaró a Arroba. «Las reuniones del Consejo son reservadas», zanjó el mandatario.

«¿A quién más quiere que invite a la reuniones secretas de seguridad? A usted, a Marcela (Aguiñaga), que sí es simpática. Invitemos a todo el mundo… La Junta de Beneficencia, ¿no quiere venir al Cosepe también?».

Daniel Noboa »

«Ahí sí me la ganó», aceptó Arroba, pero Noboa continuó: «Y (Alvarez) se va a poner bravo si no lo invitan a la reunión del Cosepe, que no debería ni estar ahí». El sarcasmo lo acompañó durante toda la entrevista, en la que calmó a los «bukelelovers» por la construcción de las cárceles, a las cuales invitó a quien quiera visitarla, a condición de que «cometan un crimen».

Es que para Noboa, las críticas solo responden a los egos políticos. No le molestan las propuestas, sino la forma en que las plantean.

Fuente:  PRIMICIAS