Actualidad

Daniel Noboa oficializó el inicio de las construcciones de megacárcel en Ecuador

Cuando Daniel Noboa asumió el poder, hace 18 meses, anunció que construiría dos prisiones de máxima seguridad, una ubicada en la región de la Amazonía y otra en la costa del Pacífico.

 

 

 

Cuando Daniel Noboa asumió el poder, hace 18 meses, anunció que construiría dos prisiones de máxima seguridad, una ubicada en la región de la Amazonía y otra en la costa del Pacífico.

Este viernes, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, anunció el inicio de la construcción de una megacárcel que se instalará en la ciudad costera de Santa Elena, ubicada a unos 130 kilómetros de Guayaquil.

El jefe de Estado hizo sonar una alarma para dar comienzo a las construcciones de uno de los proyectos más ambiciosos de su gobierno, con el que planea seguir los pasos de las políticas contra los criminales de su homólogo salvadoreño, Nayib Bukele.

Durante la ceremonia del inicio de las obras, de una de las dos prisiones de máxima seguridad que prometió construir, el mandatario ecuatoriano aseguró que se está marcando un “hito importante” en la lucha contra el terrorismo.

“Hoy marcamos uno de los hitos más importantes en nuestra lucha en contra del terrorismo y las mafias que se enquistaron impunemente en nuestro país durante décadas”, expresó Noboa en la colocación de la primera piedra para la construcción.

Además, agregó en su discurso que hace tan solo siete meses el sistema penitenciario del país estaba “secuestrado y humillado” por las organizaciones criminales que han convertido las prisiones “en sus centros de operaciones”.

La nueva cárcel, que se sumará a las 36 existentes en todo el país, ocupará 16,2 hectáreas y se construirá en un «tiempo récord» de 300 días, precisó el general Luis Zaldumbide, director del organismo estatal que administra las prisiones (SNAI).

El gobierno destinará 52 millones de dólares a la construcción de la prisión, diseñada, según Noboa, para «reclasificar y aislar a los delincuentes altamente peligrosos”. “Los cabecillas de las mafias que estarán monitoreados en tiempo real», afirmó.

Sin embargo, mientras Noboa iniciaba este proyecto, pobladores de los alrededores del predio donde se edificará la megacárcel protestaron en rechazo a la construcción.

Por su parte, el Comité Permanente por la Derechos Humanos (CDH) denunció por medio de su cuenta en la red social X, antes Twitter, que la Policía desalojó a los comuneros que protestaban contra “la construcción de la cárcel”.

Cuando Daniel Noboa, asumió el poder, hace 18 meses, anunció que construiría dos prisiones de máxima seguridad, una ubicada en la región de la Amazonía y otra en la costa del Pacífico.

La obra, según se conoció en su momento, toma como referencia la megacárcel que construyó su homólogo de El Salvador, Nayib Bukele, para poder combatir las pandillas y bandas criminales del país.

Las prisiones ecuatorianas se han convertido en escenarios de terror. Desde 2021, más de 460 reclusos murieron a causa de violentos enfrentamientos entre bandas del narco que se disputan el poder.

El gobernante, elegido en comicios anticipados y que en enero declaró al país en «conflicto armado interno» debido a la violencia criminal, movilizó a los militares para neutralizar a una veintena de agrupaciones tildadas de terroristas y beligerantes.

Por:  Ntn 24