Actualidad

Daniel Noboa ha marcado la agenda dura de la Asamblea

La Asamblea Nacional destaca en redes sociales que hay “cambios positivos”, con 13 leyes y dos acuerdos comerciales aprobados, 39 reconocimientos y 77 acuerdos legislativos.

En ese listado están las leyes de Eficiencia Económica y Generación de Empleo; de Competitividad Energética; de Ahorro y la Monetización de Recursos Económicos para el Financiamiento de la Lucha contra la Corrupción; y para Enfrentar el Conflicto Armado Interno, la Crisis Social y Económica.

Esta última, que incrementa el Impuesto al Valor Agregado (IVA), no fue aprobada como tal por el Pleno sino que al no haber ratificación o allanamiento al veto ejecutivo, entrará en vigencia por el Ministerio de la Ley. Las cuatro leyes fueron remitidas como proyectos por el presidente Daniel Noboa.

Alexandra Castillo, tercera vocal del Consejo de Administración Legislativa (CAL), dijo que tienen un “arduo trabajo” porque allí llegan proyectos de ley para ser calificados o no, después de pasar por la revisión de la Unidad Técnica Legislativa (UTL), que emite un informe no vinculante.

Luego, el CAL remite el proyecto a la comisión correspondiente, para que lo tramite. Castillo reconoció que la UTL del periodo cesado dejó procesos represados. “Estamos evacuando los procesos que ya se encuentran (listos) y atendiendo las nuevas reformas que piden los asambleístas actuales”, afirmó, al resaltar que se priorizan los proyectos de Noboa porque se enmarcan en la agenda del CAL, que incluye seguridad, reactivación económica, salud y educación.

“En la Asamblea y en el CAL hemos evacuado bastantes proyectos. Nuestro trabajo creería que está sobre los 9 puntos (de 10)”, evaluó. Y aseguró que siempre han tratado de llegar a consensos entre los nueve vocales. Negó que los proyectos de leyes se tramiten de acuerdo con intereses de una tienda política, sino con el objetivo de dar viabilidad al presidente Noboa y beneficiar a todos los ciudadanos.

Cristina Melo, asesora legal de la Fundación Pachamama, manifestó que el Legislativo aún tiene una deuda histórica en el tema de reformas respecto a derechos como la consulta ambiental a pueblos indígenas. La Asamblea “no ha sido un órgano que vea por las urgencias de la ciudadanía. Falta mayor atención a temas de seguridad”, cuestionó.

Para Giuseppe Cabrera, analista político, ver la gestión de la Asamblea bajo una lógica cuantitativa es errado porque algunos proyectos aprobados “ya estaban para segundo debate en el anterior periodo legislativo”.

Cree que ese es el mensaje que quiere comunicar el presidente Henry Kronfle con su equipo: el número de proyectos aprobados. “Si Noboa y Kronfle han logrado algo es sintonizar agendas, lo que Guillermo Lasso nunca pudo hacer”, comentó, al señalar que la experiencia del Partido Social Cristiano (PSC) en el Parlamento permite que exista cierto consenso con otras bancadas, como el correísmo, en determinados temas.

El CAL “no ha hecho gran cosa en dar prioridad, es lo que tienen que hacer, sería denunciable que entre por la puerta trasera un proyecto por su inacción”, apuntó al observar que las medidas tomadas por Noboa no benefician al pueblo y que la agenda legislativa favorece al Gobierno.

Con eso coincide el analista político Juan Cuvi, para quien las leyes aprobadas por la Asamblea apuntan a fortalecer el plan que el Gobierno busca proyectar en el tiempo y que solo favorece a ciertos sectores socioeconómicos. “No han existido propuestas en función de las necesidades reales de la gente, que está en una situación crítica”.

Además, advierte que no se han aprobado reformas al Código de la Salud ni sobre otros temas más sociales. Cree que tampoco se tramitarán porque el régimen negociará con la Asamblea Nacional en función de una agenda electoral para el 2025.

El comportamiento de la Comisión de Fiscalización ha sido “vergonzoso”, al apuntar a “bajarse a la fiscal” Diana Salazar. El CAL es una caja de resonancia del Ejecutivo y por las reformas al COIP empezaron las prácticas que generan una imagen negativa, acotó Cuvi.

Por:  Radio Huancavilca