Opinión

DANIEL NOBOA AZIN

María Elena Gómez de Reshuan/Guayaquil

Sencillo y diáfano, lógico y coherente, como debería ser todo presidente, es Daniel Noboa Azín, joven, inteligente, que está hablando con la normalidad, con que todo ser humano, debería actuar y no con esa prepotencia, que se sube a la cabeza, con un cargo público.

Ojalá, todos los empleados públicos, colaboradores, trabajadores del gobierno imiten la sencillez de nuestro presidente y comprendan que el título del cargo no hace a la persona, la persona hace el cargo. Una vez fuera de este, seguirá siendo el mismo ser humano que fue.

Sembramos, cariño, verdad y honradez, recogeremos, confianza, gratitud y lealtad.

Tu cosecha, nuestra cosecha, no solo te hará especial, no sólo nos hará especiales, te hará, nos hará felices, porque tu conciencia, tu mayor Juez, duerme contigo, como la muerte reposa junto a tu almohada todas las noches.

Aquellos políticos populistas, o aquellos políticos líderes, que pensaron en sus conciudadanos en un 30% y en llenar sus bolsillos en un 70%, de seguro, seguro, duermen a base de pastillas, por un dinero que no llevarán a la tumba.

Acaso eso es vida, acumular, robar, perjudicar, sin importar las lágrimas que se derraman a su alrededor, acaso darse la gran vida, será grato, mientras un joven desesperado por la falta de oportunidades, por haber vaciado las arcas del gobierno, entra en grupos criminales, porque es la única opción, donde le ofrecen una paga, para subsistir y para morir.

Acaso han pensado en sus hijos, en sus nietos, en donde se reciben y se recibirán el producto de nuestra mala siembra. Lo tendrán presente, habrán pensado en que toda mala acción, pasa la factura, más temprano que tarde. Lo tendrán presente acaso.

Es acaso de humanos, ser pillos y ladrones o es de gente enferma de alma y corazón, sembrar piedras en el camino, donde no hay vuelta atrás, ni para tomar impulso.

No es una tarea fácil, para nuestro presidente Daniel Noboa Azín, reconstruir un país, sumergido en la corrupción y en el abandono no solo económico, sino de principios y valores.

El país, entero ha permanecido sumergido en el caos, no sólo por políticos corruptos, sino  por ataques psicológicos, de enseñanzas marxistas comunistas, importadas sin sentido y sembradas en la mente de un pueblo que no investiga, que desconoce las consecuencias y perversidades de las mismas y porque además, los pueblos, se olvidaron y se alejaron  de Dios y hoy estamos sufriendo las consecuencias, pero hoy, también hay una reacción de retomar con FE y ESPERANZA, no sólo la vuelta a la cordura, sino retomar nuestra Fe cristiana y entender que sin Dios, no somos nada, con Dios lo podemos todo.

Es hora de volver a poner en nuestra Constitución, el nombre de Dios primero, Señor presidente a tenerlo muy presente.

Es mi sugerencia, el país entero, lo apoyo y lo apoya con sus oraciones, su más grande protección, lo demás viene por añadidura.

El Ecuador está consagrado al Corazón de Jesús, y nuestro Ecuador del alma, resurgirá como el Ave Fénix.

Dios y la Mather, sigan amparando y bendiciendo al Ecuador y a nuestro joven presidente @Daniel Noboa Azín.

¡Cada día me gusta más nuestro presidente!