Opinión

 ¡DAMA QUITEÑA ATACADA EN QUITO, POR DEFENDER A QUITO…!

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

 

Solamente en nuestro País -cuya degradación de valores éticos y una ausencia total de patriotismo es ya indignante- se puede permitir que sucedan actos aberrantes, como el que una cubana de mala clase, ¡se permita con total chabacanería “manosear y reírse” de la letra de nuestro Himno Nacional -definido en la Constitución como SÍMBOLO DE LA PATRIA-  ! y no suceda nada…!

Mientras, se argumenta a favor de esta desconocida, “derechos” que tendría pese a no ser nada ni nadie… cuando sabido es, que su rol dentro de nuestro País es:

el de una agente política infiltrada por el gobierno del dictador Díaz-Canel, y, por tanto, alguien apadrinada por los zurdos antipatria que existen en el Ecuador.

Por el contrario, ayer 20 de junio de 2024, ha tenido lugar, un evento indignante e inadmisible:

una quiteña digna -Doña Rocío Bastidas- dirigente barrial que defiende gallardamente a la ciudad de Quito, de una pretendida agresión a su PATRIMONIO URBANO -a manos de una corporación china de opaco entorno y propósitos en nuestra ciudad- ha tenido que comparecer ante una Corte de Justicia, para defenderse de una demanda, interpuesta por esta corporación china actual propietaria del Hotel Quito; por el “crimen” de haber enarbolado la bandera de defensa de nuestra ciudad y de su Patrimonio Urbano, ante estos malhadados extranjeros de ojos rasgados…

Todo esto, bajo la actitud pasiva y tolerante de un ALCALDE DE QUITO Y SU CONCEJO METROPOLITANO, QUE AUSENTES Y DESENTENDIDOS ANTE ESTE HECHO -lo cual es VERGONZOSO E IRRITANTE- deja a la Sra. Bastidas, cómo una valiente y digna quiteña, agredida por extraños, en su propia casa.

El complejo urbano del Hotel Quito -un bien urbano PATRIMONIADO EN SU TOTALIDAD- no puede caer en el sofisma de que:

parte de su espacio frontal, “puede ser utilizado” para que mercachifles de la arquitectura, coludidos con estos chinos sin alma, ni sentimientos de quiteñidad, “le claven” un edificio cualquiera, anodino -cómo tantos otros que han afeado nuestra ciudad- en el ESPACIO URBANO que permite ver y apreciar al Hotel Quito EN SU CONJUNTO! lo cual es consustancial, ¡a la INTEGRIDAD de esta obra urbano-arquitectónica…!

Hay varios ejemplos fallidos de haber permitido aberraciones cómo esta, perpetrada en otros bienes patrimoniales de nuestra ciudad; me refiero a dos, cómo ejemplo, para contribuir a la evidente ignorancia de las autoridades de la ciudad, respecto de esta materia: La Casa Navarro, y El Castillo Larrea.

Ambas, ubicadas en la Av. 12 de Octubre, a pocas cuadras del Hotel Quito… ambas que luego de la “intervención” permitida, han quedado como un “chiste de mal gusto” dentro del entorno urbano…

Si el alcalde Pabel Muñoz, no tendría los intereses creados que tiene en este asunto -debido a la conexión de negocios de su padre con los chinos dueños actuales del hotel- DEBERÍA YA PROPICIAR LO SIGUIENTE:

llamar de inmediato a un CONCURSO PÚBLICO Y ABIERTO DE ARQUITECTURA, para que, manteniendo el uso de parqueadero que actualmente mantiene el hotel en el área en cuestión  (y que es necesario para su funcionamiento cómo hotel), se ubiquen estos en el subsuelo, mientras a nivel de superficie, se diseñe un ESPACIO VERDE URBANO, al cual puedan acceder los quiteños ( pues se trata de SU espacio urbano patrimonial), manteniendo un retiro prudencial con el edificio del hotel, y sus usuarios cómo tal, obteniéndose así, las dos condiciones necesarias:

1- Que el Hotel Quito, mantenga su necesidad de parqueaderos propios a futuro, y

2- Que el Complejo Urbano del Hotel Quito, quede mejor; añadiendo un bello jardín que permita realzar su concepto integral, a la vez de incorporar PARA USO DE LOS QUITEÑOS, este espacio urbano que hoy no presta otro servicio que “permitir ver” el hotel en su conjunto.

¡Este tipo de ideas! ¡DEBERÍAN NACER DEL MUNICIPIO DE QUITO…! y no de ciudadanos indignados -cómo el suscrito, o la valiente Sra. Bastidas- que exponemos o hacen lo aquí relatado; ante una exasperante y comprometedora “actitud silente” e incomprensible de parte de las “autoridades de la ciudad”; que eso sí, para dotarse de alarmas -con dinero de la ciudad- en sus barrios o edificios donde viven…! se colocan ellos antes que los ciudadanos de Quito…!

Por último, sería bueno saber -y que quede claramente identificado- quien es el abogado que “defiende” a estos chinos agresores de Quito, y de paso, encausa a Doña Rocío Bastidas…por defender lo propio…

Seguro que no serán quiteños de cepa… aunque cómo dice el dicho:

“… ¡Por la plata, baila el perro…! ¡Y por el oro…perro y perra…! “