Ciencia

D-Link aumentará su apuesta por Latinoamérica en 2015

La firma de origen asiático anuncia que avanzará en la integración de sus operaciones de Brasil y el resto de Latinoamérica para mejorar la entrega de sus soluciones de conectividad, movilidad y servicios en la Nube en la región.

GUAYAQUIL. Ser el líder absoluto en el mercado de WLAN empresarial con más de 750 mil unidades vendidas en todo el 2013 y posicionarse como uno de los grandes proveedores de soluciones de banda ancha y productos digitales para el hogar en el mundo, según Gartner, no es suficiente para D-Link.

La firma taiwanesa, pionera en la categoría de soluciones de networking desde hace más de 30 años, cerrará el 2014 con incrementos de dos dígitos apalancada principalmente en sus líneas de videovigilancia IP, wireless y switching. Con miras al nuevo año, la compañía proyecta aumentar sus participaciones en el sector corporativo y de hogares en sus mercados más importantes, siendo Latinoamérica uno de ellos.

“Latinoamérica es un mercado que está alcanzando una gran madurez en el área tecnológica y esto se hace especialmente evidente con tendencias como las de la movilidad, los servicios en la nube y la conectividad a mayores velocidades y coberturas”, explica André Marchori, presidente de D-Link en América Latina.

Según Marchori, en el nuevo año D-Link aumentará su presencia y apuesta en mercados como los de Brasil, México, Colombia, Chile y Ecuador, en donde se buscará satisfacer la creciente demanda que tiene el sector corporativo en materia de switches y wireless unificado;  soluciones de ADSL y VDSL por parte de los operadores de telecomunicaciones; y videovigilancia doméstica, conectividad WiFi 11AC, domótica y mydlinkCloud en los segmentos residenciales.

Además de incrementar su oferta de soluciones amigables con el medio ambiente, innovadoras, escalables, robustas y confiables para el mercado del hogar, empresarial y de servicios de telecomunicación, D-Link avanzará en el 2015 en la optimización de su modelo de negocio en Latinoamérica, buscando una excelencia operacional que le permita aumentar los estándares de satisfacción de sus distribuidores, clientes y usuarios.

Para lograrlo, la compañía ha tomado la decisión de impulsar la integración regional entre el mercado hispanoparlante y el brasileño con el fin de alinear estrategias de mercado que valoricen la marca. “Eso nos permitirá trabajar en una comunicación más sinérgica y en una estructura de planes de negocio de crecimiento para nuestros canales.

También estamos extendiendo nuestra excelencia operacional, evolucionando nuevas estrategias comerciales y de conexión con nuestros socios de negocio a través de la plataforma digital. Adicionalmente, nuestra apuesta para el nuevo año en la región también incluye el desarrollo de centros de excelencia que nos permitan perfeccionar nuestros puntos de contacto con el cliente para mejorar su experiencia de compra y el relacionamiento postventa”, precisa Marchori. (Red. La Nación)