Actualidad

Cumbre Unasur se realizará el sábado en Ecuador pese al terremoto

Pese al terremoto del pasado fin de semana, el próximo sábado se realizará en el país andino la cumbre de la Unasur, como estaba previsto.

QUITO. «Vamos a tener la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el día sábado, no la vamos a cancelar. Es fundamental que esa cumbre pueda ser exitosa, también dadas las circunstancias de Ecuador. Yo creo que los jefes de Estado se van a solidarizar», así lo ratificó el canciller ecuatoriano, Guillaume Long en la estación Gamatv, donde se refirió a sus gestiones internacionales para apoyar a los damnificados del terremoto de magnitud 7,8 grados que sacudió Ecuador el pasado sábado.

En la agenda de la Unasur que está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, figuraba una cumbre para el sábado en su sede en Quito, para que Venezuela reciba de Uruguay la presidencia temporal del grupo y en la que se tratarían temas relacionados con la salud, el impulso a la ciudadanía universal y la situación económica de la región, entre otros asuntos.

Adicionalmente, Long informó que buques colombianos zarparon desde Tumaco (Colombia) con agua y víveres para ayudar a los damnificados del terremoto y apuntó que tardarán en llegar entre tres y cuatro días.

El titular de la diplomacia ecuatoriana agradeció la ayuda de la comunidad internacional y comentó que hasta el momento hay 654 expertos y rescatistas extranjeros trabajando en la zona del desastre, a los que se sumarán otros que llegarán.

«Las Naciones Unidas se está movilizando porque tienen, obviamente, experiencia en el tema de campamento, albergues, ayuda sostenida», comentó Long, al sostener que ahora se trabaja con expertos en rescate, pero que se debe pensar ya en otras etapas de la tragedia.

Ante el terremoto que se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas, que también sintió el impacto de las réplicas, Long señaló que el país ya debe prepararse para la etapa de reconstrucción.

Es preciso destacar que tras el desastre natural del pasado sábado que ha dejado hasta el momento 413 fallecidos, más de 2.000 heridos, decenas de personas desaparecidas y cientos de damnificados, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional. (VCV/La Nación)